Luego de 12 horas de una medida de fuerza que mantuvo paralizado el funcionamiento del Puerto de Buenos Aires, representantes de la Asociación de Empleados de Despachantes de Aduana (AEDA), la patronal y funcionarios del Ministerio de Trabajo, acordaron realizar una audiencia el viernes próximo para intentar avanzar en una resolución definitiva.

El miércoles pasado AEDA había decretado un cese de actividades por 24 horas, en las terminales Río de La Plata y APM Terminales del Puerto de Buenos Aires, por donde circula más del 80% del comercio exterior de contenedores.

La medida, que mantuvo bloqueado el ingreso de unos 2000 camiones que circulan por día en el puerto porteño se llevó a cabo ante la falta de acuerdo salarial con el Centro de Despachantes de Aduana (CDA).

Raúl Vázquez, secretario general de AEDA, había señalado, previo a la mediación de Trabajo, que las instancias de diálogo “están agotadas” y pidió la “urgente recomposición acorde a la realidad inflacionaria, y la última oferta del CDA por un 34% es absolutamente inaceptable”.

CONFLICTO SALARIAL
“Ninguna importación ni exportación va a poder ingresar a la Aduana” dijo el referente gremial, además, agregó que los trabajadores Despachantes de Aduanas “no están dispuestos a aceptar acuerdos que no representen los efectos de la inflación”.

Por su parte, el responsable de la negociación por la parte patronal, explicó a El Cronista que la oferta “de máxima” implica una recomposición de 92% y ratificó que “la propuesta se mantendrá firme; ya se les dio el 58% y se ofreció 34% para el último tramo pero están exigiendo 65%, lo que totaliza un 123%”.

En ese sentido, en un comunicado, el CDA detalló que el acuerdo paritario se compone de un primer incremento de 22%; un segundo tramo de 36% y, por último, “la negociación inició con la oferta del CDA del 30% que luego se mejoró ofreciendo un 34%, llegando a un total de 92%”, describe el texto.

La actividad representada por AEDA configura un eslabón fundamental para el comercio exterior y la cadena de suministro, que sólo en materia de exportaciones, genera alrededor de u$s 23 millones diarios en las terminales del puerto porteño. Por eso, frente al bloqueo se ve comprometido el ingreso de divisas.

El conflicto escaló en los últimos días al recibir apoyo de la agrupación “62 Organizaciones”, el tradicional brazo político del sindicalismo peronista que resurgió a fines del 2022 con una visión crítica del Gobierno.

Además, a los empelados despachantes se sumaron los reclamos del cuerpo de delegados de BACTSSA (Terminal 5) que quedaron en medio de la disputa judicial por la concesión.

En el día de ayer los trabajadores enmarcados en AEDA realizaron un banderazo en la sede del Centro de Despachantes de Aduanas, Defensa N°302, barrio porteño de San Telmo.

BELÉN EHULETCHE
Redactora de Economía y Política de El Cronista

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...