El secretario de Comercio rechazó la existencia de trabas en las importaciones al tiempo que señaló que la inflación en alimentos se produce por aquellos que “no tienen código de barras”

El secretario de Comercio, Matías Tombolini, negó este martes 6 de junio la existencia de trabas en las importaciones y ratificó que durante los primeros cinco meses del año se alcanzó una “tasa de aprobación general” del 88%. Además, culpó de la alta inflación en los alimentos a aquellos productos que “no tienen código de barras“.”Es importante diferenciar el relato de los datos. La autorización de importaciones entre enero y mayo aumentaron un 21% en comparación con el mismo período del año pasado”, afirmó Tombolini durante una entrevista en FM Urbana Play.

En este contexto, el funcionario señaló que el año pasado las importaciones promediaron alrededor de u$s6.800 millones al mes, mientras que en mayo de este año se solicitaron ingresos por casi u$s12.000 millones.
La tasa de aprobación general de este año es del 88%“, contestó Tombolini al ser consultado sobre la existencia de trabas a la hora de importar.Al mismo tiempo, precisó que, de los u$s36.757 millones autorizados en los primeros cinco meses del año, aún quedan sin importar alrededor de u$s14.127 millones, lo cual sugiere una especulación sobre el momento más adecuado para traer la mercadería.

“Tener problemas sistemáticos con los insumos no permitiría el crecimiento de la industria, y la realidad es que la industria está creciendo porque cuenta con los insumos y los bienes de capital necesarios“, apuntó Tombolini, quien además destacó el uso de la capacidad instalada, que se sitúa cerca del 67,8%.

Sobre el swap con China

Sobre el uso de yuanes para pagar importaciones, gracias al acuerdo con China, Tombolini afirmó que esto descomprimirá las reservas del Banco Central. “Cuando se necesita moneda extranjera que no se puede generar a través de las exportaciones, existen dos alternativas: corregir los precios mediante una devaluación del tipo de cambio que reduzca las importaciones y, por lo tanto, la actividad económica; o buscar financiamiento externo, como ha hecho el ministro de Economía, Sergio Massa“, explicó.

Tombolini también apuntó contra aquellos que proponen una “devaluación brusca como solución”.

“No entienden que esto probablemente genere un impacto considerable en toda la estructura de precios de alimentos y bebidas, incluso mayor que la situación actual“, afirmó Tombolini.

“Por supuesto, sabemos que esto no se resuelve exclusivamente con programas de precios, sino que, como mencionó el ministro al asumir, tiene que ver con el orden fiscal, la acumulación de reservas y el orden de los precios relativos, algo que se logró en el segundo semestre del año pasado cuando la inflación disminuyó un punto por bimestre”, evaluó.

En este sentido, Tombolini también se refirió a los precios de los alimentos y afirmó que “no se puede obviar en el análisis la situación de los productos que no tienen código de barras“.

Fuente: Ámbito

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...