Es en comparación con los cinco meses anteriores a octubre de 2022. Son unos u$s9.000 millones que quedaron pendientes y que se empezarán a cancelar en abril

ámbito.com | Carlos Lamiral

Por Carlos Lamiral (Ámbito)

El cambio del régimen de administración de las importaciones de bienes realizado en octubre del año pasado le permitió al ministro de Economía, Sergio Massa, reducir hasta aquí pagos al exterior por unos u$s9.616 millones. Bajo el fundamento de que el anterior sistema, que se basaba en ir dando prioridad de pago en función del tipo producto, les impedía saber a las empresas con certeza la fecha en que iban a poder acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), Massa lo reemplazó por otro enfocado en el importador, donde se prioriza a la empresa que está al día con el fisco. Con ello consiguió un nuevo margen de 90 días para ir frenando el envío de dólares al exterior.
Todo el proceso que implicó la caducidad del Sistema Integral de Monitoreo (SIMI) y su reemplazo por el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) generó una caída del 30% de las ventas de dólares para importar, comparado con los cinco meses anteriores. Así, el Palacio de Hacienda se quedó con un margen suficiente para poder llegar al 31 de diciembre con un total de reservas internacionales por encima de los u$s5.000 millones comprometidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
El problema de la falta de dólares del año pasado seguirá en 2023. La situación no ha cambiado, sino todo lo contrario, se agravó. En el mercado se espera que en abril se empiece a sentir el efecto de ese diferimientoEl sistema arrancó el 17 de octubre y estuvo casi un par de semanas paralizado. Luego hubo una tanda de aprobaciones prioritarias para automotrices y empresas que integran los acuerdos de precios, de modo que recién a mediados de noviembre empezaron a agilizar los trámites en general. Como las SIRA generan una habilitación para entrar al MULC a los 90 días de la fecha de nacionalización del embarque, entre las empresas se espera que este mes aparezcan los importadores que esperan para pagar desde hace tres meses.
La consultora Invecq señala al respecto que “tras la implementación del SIRA, la demanda de divisas por importaciones de bienes (base caja) acumuladas desde octubre a febrero fue 30% menor a la de los 5 meses previos”. “Si bien las importaciones suelen ser estacionalmente menores a comienzos de año, las de octubre-febrero 2021/22 fueron un 14% superiores a las de los últimos 5 meses”, señala Inveqc.Lidiar con la falta de dólares no va a ser sencillo para el Banco Central, porque además este año tiene que abonar las importaciones del ejercicio en curso. De acuerdo con estimaciones de la consultora financiera Balanz, el gobierno contará este año con apenas u$s43.000 millones para pagar compras del exterior de bienes sin tomar en cuenta la energía. Eso es lo que queda si se descuentan pagos de servicios, vencimientos del FMI y turismo. En términos de PBI representa el 8% cuando en promedio los bienes, sin tomar en cuenta la energía, representan el 10%. Habría que meter un ajuste de importaciones de u$s10.000 millones, plantea Balanz, aunque considera que ello es inviable, y que a lo sumo se podrían achicar unos u$s3.000 millones.

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...