Pocos comentaristas de la industria marítima se atreverían en 2023 a decir que el transporte marítimo autónomo será otra cosa que una de las áreas de envío de más rápido crecimiento en las próximas décadas.

La tecnología está muy presente para ciertas tareas: las aguas de Noruega, por ejemplo, están viendo un número cada vez mayor de transbordadores entre islas y pequeños buques autónomos de carga que se abren paso de manera segura en rutas fijas sin un capitán o tripulación en el puente. Pero esto ha representado el fruto fácil de la autonomía marítima porque gran parte de la actividad humana en el mar requiere mucha más información que dirigir un barco del punto A al punto B sin atropellar ningún yate.

Considere un buque típico que ejecuta una operación en alta mar para recopilar datos del fondo marino, en lugar de un ferry. A diferencia del ferry, que sigue un horario regular dentro y fuera de puertos conocidos, el buque de recolección de datos operará en diferentes ubicaciones para cada trabajo. Su tarea probablemente estará en ubicaciones mucho más lejanas, y es posible que necesite lanzar y recuperar una gama de activos frágiles y costosos, desde matrices de sonar remolcados hasta ROV (vehículos submarinos operados a distancia) en una amplia gama de estados del mar.

Fuente: Ocean Infinity

Noticias Relacionadas


Balanza comercial: estiman que Argentina tendrá superávit de u$s16.000 millones en 2024


,

Desde que comenzó el año, la balanza comercial fue superavitaria lo que le permitió al Banco Central más de...


El BCRA completó la licitación de los bonos para pago de deudas y giro de dividendos


,

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) completó en su novena licitación la totalidad de los 3000 millones...


Pymes: las exportaciones crecieron 2% en el primer trimestre, pero 9 de los 16 rubros sufrieron caídas


,

En el primer trimestre del año las exportaciones de las empresas pymes crecieron 2%. Alcanzaron los US$ 2.157 millones...