En general, los retrasos en la entrega de la carga no están incluidos en las pólizas

Una de las consecuencias de los ataques hutíes al transporte marítimo internacional en el Mar Rojo es el retraso en las entregas de las cargas comprometidas debido a los itinerarios más extensos que ahora realizan los buques. Lamentablemente las pérdidas por “retrasos” están excluidas en la mayoría de las pólizas de seguro de carga, señala un reporte de Shipping and Freight Resources.

La redacción utilizada por las Aseguradoras se basa generalmente en las del Instituto de Cláusulas de Carga, en cuya Cláusula 4.5 de las Cláusulas A dice: “pérdida, daño o gasto causado por retraso, incluso si el retraso es causado por un riesgo asegurado (excepto los gastos pagaderos bajo la Cláusula 2 anterior)”.

Con esto, sólo cuando se agrega el retraso como cobertura adicional se admitirán reclamaciones como resultado del retraso, pero esta cobertura adicional generalmente no está disponible en el mercado de seguros excepto para productos perecederos.

En cuanto a las pérdidas reales causadas directamente por la situación de guerra, se debe señalar que generalmente aparecen en la póliza como una exclusión según las Cláusulas 6 y 7. Esta exclusión generalmente se sobrescribe y la cobertura se restablece según las Cláusulas del Instituto de Guerra (Carga) más el Institute Strikes Clauses.

La adición de cláusulas de guerra y huelgas a la póliza es esencialmente una adición “estándar” escrita en todas las pólizas de carga marítima, pero siempre vale la pena verificar la póliza para asegurarse de que se haya otorgado esta cobertura adicional.

Las aseguradoras generalmente añaden la cobertura de guerra y huelgas sin prima adicional, pero cuando las circunstancias lo requieren (y parece que en este caso así lo hacen) pueden exigir una prima adicional para esta cobertura adicional.

De acuerdo con Shipping and Freight Resources hay que tener en cuenta que incluso con estas ampliaciones de cobertura, el retraso también queda excluido.

Casos de secuestro de naves

Hay casos en los que los secuestradores han pedido el pago de un rescate por la liberación de un buque, la tripulación y la carga y, por lo tanto, los armadores se ven obligados a pagar el rescate. En estos casos, los armadores generalmente sostienen que no deberían tener que soportar el costo total de obtener la liberación del buque y la carga, ya que los propietarios de la carga también se han beneficiado de este pago para la liberación del buque, la tripulación y carga.

La Cláusula 4.5 de las Cláusulas A del Instituto de Cláusulas de Carga dice: “pérdida, daño o gasto causado por demora, incluso si la demora fue causada por un riesgo asegurado (excepto los gastos pagaderos en virtud de la Cláusula 2 anterior)”.

La “Cláusula 2” anterior se refiere a la cláusula de avería gruesa y extiende la exclusión para incluir lo que puede denominarse contribuciones de avería gruesa, es decir, contribuciones o pagos realizados para garantizar la finalización segura de un viaje.

Esto, según Shipping and Freight Resources, es un tema algo controvertido ya que la demanda de rescate entraría en el ámbito general del campo de avería gruesa, es decir, un pago realizado para asegurar el buque y la carga.

Sin embargo, muchas jurisdicciones tipifican como delito el pago de demandas de rescate y, si este es el caso, las aseguradoras pueden verse legalmente impedidas de pagar cualquier contribución de rescate.

Generalmente se ha aceptado que los armadores declaren una avería gruesa, ya que el pago es un “sacrificio extraordinario” realizado por la seguridad común de todos los involucrados en la empresa.

Si algún propietario/expedidor/consignatario de la carga no tiene seguro de carga, deberá realizar el pago del depósito necesario al buque/ajustador de averías y completar todos los formularios necesarios requeridos. En caso de existir seguro de carga, el asegurador constituirá la garantía necesaria, no siendo necesario abonar el depósito al buque/perito de averías.

Hasta la fecha, los hutíes no han pedido ningún rescate, pero todavía retienen un buque, su tripulación y la carga y nadie sabe qué puede pasar en el futuro.

Lo principal que hay que recordar es que cualquier retraso causado por los buques que esperan en una zona segura para ver qué ocurre con respecto a la seguridad en la navegación por el Mar Rojo o debido a la ruta más extensa alrededor del Cabo de Buena Esperanza, no está cubierto en la mayoría de las pólizas emitidas bajo las Cláusulas Instituto.

Por Mundo Marítimo

Noticias Relacionadas


Dólar: BCRA levanta cepo para comprar MEP a empresas que hayan vendido dólar soja


,

El BCRA levantó una restricción que había establecido la anterior gestión de Gobierno para acceder al dólar MEP El Banco...


Apertura de importaciones: la industria alerta ante sectores afectados por dumping


,

La capacidad instalada bajó a niveles del 2001; pymes advierten que el “golpe” es masivo y aseguran que crece...


El Banco Central concluye la tercera licitación de la Serie 2 del Bopreal


,

Nuevamente la subasta está disponible para todas las empresas que hayan registrado deudas en el Padrón de Deudas Comerciales...