En un hecho inusual -rara vez estas cámaras realizan comunicados en conjunto- el Centro de Navegación, el Centro Despachantes de Aduana y la Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional plantearon su “absoluta preocupación” por una medida que “atenta contra el normal funcionamiento de las operaciones y flujos del comercio exterior estandarizados a nivel global”.

Cadena afectada

En rigor, la decisión del Banco Central impacta en las relaciones contractuales en marcha que involucran, en todos los casos, a una empresa que vende al exterior o que importa un insumo, a su despachante que interviene ante la Aduana para declarar la operación y establecer los tributos que deberá abonar, al agente de carga que contrata la bodega y al agente marítimo que representa al buque al arribar o partir del país.

La imposibilidad de pagar el flete en tiempo y forma, como es el uso y costumbre en el comercio internacional, y postergar su cancelación por 90 días en un contexto local de alta incertidumbre y volatilidad cambiaria provocará un “encarecimiento de las operaciones y el posible desabastecimiento de insumos para la producción nacional, con pérdida de producción, empleo e ingresos millonarios en divisa para la Argentina”, explicaron.

Riesgo cambiario

Sucede que, a partir de esta comunicación, quienes deben girar el pago del flete (los agentes marítimos) se inclinaron en un primer momento por negarse a cobrar (como venían haciendo) en pesos para recién hacerse de dólares en 90 días, rechazando exponerse al riesgo cambiario.

Luego, numerosas agencias comenzaron a cotizar servicios a un “dólar oficial ajustado” a lo que se estima podría llegar dentro de 90 días, con valores que podían llegar a los $ 275 por dólar.

Tras subrayar que “no resulta viable” esta operatoria advirtieron sobre el riesgo de que “los armadores de buques en el exterior (las compañías marítimas internacionales) adopten como política y única solución viable el pago y cobro de fletes y otros servicios de transporte directamente en el exterior, convirtiendo a la Argentina en “puerto sucio”, es decir, una plaza de alto riesgo económico, comercial y operativo.

Revocación

En la misiva dirigida al ministro de Economía, Sergio Massa, y al presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, los presidentes del Centro de Navegación, Julio Delfino; del Centro Despachantes de Aduana, Héctor Pardal, y de la Asociación de Agentes de Carga Internacional, Jorge Pereira, solicitaron la “urgente intervención para instrumentar la revocación de la normativa señalada“, tal como solicitó la semana pasada el Centro de Navegación.

Tras manifestar además la “completa vocación de diálogo”, invitaron a las autoridades a “trabajar en conjunto” para “cumplir con la política cambiaria, garantizando al mismo tiempo la continuidad del flujo del comercio exterior argentino”.

Por  (Trade News)

Noticias Relacionadas


Mercosur-Singapur: entra en vigencia acuerdo comercial


,

El  Mercosur espera que entre en vigencia en las próximas semanas el acuerdo de libre comercio con Singapur, puerta de entrada al Sudeste...


Maersk ofrece solución digital totalmente en línea


,

Maersk lanzó una innovadora solución digital que promete revolucionar la experiencia de reserva de carga aérea para sus clientes. Esta...


Ronda Permanente de Negocios 2024 – CNA – Embajada de Brasil


,

La Embajada de Brasil en Argentina informa que la “Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil” (CNA) realizará entre los...