Un informe del Rosgan demuestra que Argentina fue el único país del Mercosur que logró incrementar sus exportaciones de carne en el primer semestre de 2023. A pesar de que el volumen exportado aumentó en 26 mil toneladas, el valor promedio del producto se pagó un 27,5% menos que en 2022

Aun con un mercado plagado de regulaciones y un diferencial cambiario sumamente desventajoso para operar, la Argentina ha logrado posicionarse en este primer semestre del año como el único país de la región en incrementar sus exportaciones de carne vacuna. Sin embargo, la variable de ajuste terminó siendo el precio.

Mientras el resto de los países como Brasil, Uruguay y Paraguay retrocedieron en términos de volumen embarcado, las exportaciones argentinas registraron una mejora de casi 9 puntos en relación a lo exportado en igual lapso, un año atrás.

De acuerdo a los datos oficiales publicados recientemente por el INDEC, de enero a junio de este año Argentina registró embarques por 327,2 mil toneladas de carne vacuna, unas 26 mil toneladas más que las exportadas en igual período de 2022.

Claramente, faenas más elevadas producto de la seca han generado una mayor oferta de carne vacuna durante este primer semestre del año. Si bien el mercado doméstico ha absorbido buena parte de este incremento, la exportación también logró captar un mayor saldo exportable que, en parte es lo que le está permitiendo a la industria amortiguar los crecientes costos de operación. Como contracara de esta mayor oferta, ambos canales terminaron ajustando vía precio.

En el caso de la exportación, el valor promedio de la tonelada embarcada en el primer semestre del año, aportó unos USD 4.274 lo que supone una retracción del 27,5% respecto de los USD 5.900 por tonelada logrados en igual período, un año atrás.

En el caso de Brasil, si bien este año también registra un incremento importante a nivel producción que lo proyecta con fuerte crecimiento en su saldo exportable, la disrupción de ventas a China que sufrió durante el primer trimestre lo llevó a perder posiciones en esta primera mitad del año. Según datos de la Secretaría de Comercio Exterior (SECEX), el total embarcado de enero a junio alcanza las 882,6 mil toneladas, un 5% menos que lo embarcado en igual período de 2022. Sin embargo, se espera que este retroceso comience a ser compensado en los próximos meses. Ya en junio los volúmenes exportados alcanzaron las 193 mil toneladas, el nivel más alto desde octubre de 2022.

En lo que respecta a precios, al igual que en Argentina, la industria también encuentra una situación muy competitiva a nivel local dada la elevada oferta de hacienda que ha estado saliendo en estos meses y enfrenta un mercado interno con escasas capacidad de compra. En este contexto, el valor promedio de sus exportaciones también sufrió un importante revés durante esta primera mitad del año, registrando caídas de más del 18% interanual para ubicarse en promedios de USD 4.900 la tonelada.

Distinto es el caso de Uruguay donde el precio de la hacienda se encuentra relativamente más firme lo que ha estado restando algo de competitividad a la exportación en los últimos meses. Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), durante el primer semestre el valor medio de la tonelada esportada fue de USD 4.409, 14% menos que lo conseguido un año atrás. En tanto que, en volumen las ventas al exterior del primer semestre sumaron unas 172 mil toneladas, lo que representa una caída del 20% interanual. Finalmente, Paraguay con 158 mil toneladas de carne vacuna exportadas en esta primera mitad del año, registra una caída del 7% en volumen y del 10% en precio, siendo el único de los cuatro orígenes que no mantiene relaciones comerciales con China.

En suma, el total exportado por el MERCOSUR durante el primer semestre del año asciende a 1.540 mil toneladas peso embarque, 5 puntos menos que lo exportado en 2022 con bajas en las cotizaciones que van del 10 al 27% promedio para el semestre.

En adelante, será crucial observar de cerca la evolución de la demanda, en especial del mercado chino por la relevancia que reviste para nuestro país. Claro está que, del lado de la oferta Brasil será en este último tramo del año un fuerte competidor que presionará con dureza para colocar su saldo exportable en tándem con Australia, otro importante proveedor que reaparece con peso en el mercado internacional.

Fuente: El Litoral

Noticias Relacionadas


La crisis económica incentiva el aumento de los robos de carga marítima


,

Los delincuentes ahora también roba carga de menor valor y productos alimenticios con técnicas cada vez más sofisticadas El...


La recuperación de Argentina y un cuello de botella en la exportación de harina de soja impactan en el mercado global


,

Los precios se dispararon y los fondos de inversión volvieron a comprar activamente. Brasil sigue competitivo. Cómo impacta la...


Mayores riesgos e incertidumbres para el sector


,

En un contexto de alzas de costos, la Asociación Argentina de Logística Empresaria organizó un encuentro para analizar la...