En las próximas semanas se espera una resolución que quitará el requisito que pedía la AFIP del sistema de Capacidad Económica Financiera (CEF) para aprobar compras al exterior

El Gobierno se dispone a eliminar el último muro que quedaba vigente para restringir los permisos de importaciones. Se trata del sistema de Capacidad Económica Financiera (CEF), que era un requisito que pedía la AFIP al momento de generar la declaración.

Fuentes oficiales dijeron a LA NACION que en las próximas semanas se avanzará para que este instrumento deje de intervenir en el proceso de declaración de importaciones.

El CEF nació en 2018, durante el gobierno de Mauricio Macri. Es un sistema con el cual la AFIP le pide datos a los contribuyentes sobre su condición y actividad económica, patrimonial y financiera. El objetivo inicial era detectar simulaciones de situaciones fiscales o patrimoniales distintas a las reales. Sin embargo, durante el gobierno de Alberto Fernández se utilizó para limitar los permisos de importación.

El sistema CEF de la AFIP, de hecho, está vigente desde la época del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI). Sobrevivió luego durante el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) y la actual gestión económica lo mantuvo cuando creó el nuevo Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI), el 22 de diciembre pasado.

En el artículo 4 de la resolución 5466 que publicó la AFIP y la Secretaría de Comercio en conjunto dice: ”Al momento de efectuar la declaración SEDI, la AFIP -de manera previa a la oficialización- analizará, a partir de la información disponible en sus registros, la situación tributaria del contribuyente y su capacidad económica financiera para efectuar la operación que se pretende cursar, mediante el ‘Sistema de Capacidad Económica Financiera’ (Sistema CEF) establecido por la Resolución General N° 4.294 (AFIP)”.

El sistema de Capacidad Económica Financiera (CEF) nació en 2018, pero durante el gobierno de Alberto Fernández se utilizó para limitar los permisos de importación Rodrigo Nespolo

El CEF tiene un proceso de cálculo mensual que se efectúa a partir del día 26 de cada período y tiene efectos a partir del primer día del siguiente mes. En el Gobierno dijeron a LA NACION que se publicará una nueva resolución para derogar el artículo 4 mencionado. El deseo es llegar a tiempo para que a partir del 1° de febrero deje de ser pertinente para obtener un permiso de importación.

Hoy al mediodía hubo una reunión en la Secretaría de Comercio con funcionarios de la AFIP en la cual se tomó esa decisión. “Al eliminar ese instrumento, se quita arbitrariedad, menos subjetividad por parte del Estado y habrá menos trabas para importar”, explicaron a este medio.

La continuidad del CEF con la creación de las SEDI había desatado la queja de varios importadores. Sobre todo porque la fuerte devaluación complicó el cupo máximo permitido de cada contribuyente.

“Durante meses y sin explicación alguna, la AFIP bajó el CEF a una cifra irrisoria de un peso, para ir aumentando lentamente. En mi caso particular, el 1° de diciembre pasado se aumentó a $24 millones, equivalente a US$63.000, pero este mes, lejos de aumentar, se bajó a US$46.000, básicamente por la devaluación. Esta situación hace que mi mercadería de FOB US$90.000 [puesta a bordo de un transporte marítimo] no se puede nacionalizar. Pero si se seguía con el precio del dólar antes del 13 de diciembre [cuando fue la devaluación], perfectamente daban los números para nacionalizar”, dijo un empresario importador de ropas de la India, que tiene su local en el barrio de Flores.

La gestión económica de Sergio Massa había aumentado en agosto pasado los requisitos que se pedían en el sistema de CEF para limitar al máximo las importaciones. De hecho, si bien el objetivo de la AFIP era monitorear que las operaciones que realizan los contribuyentes se ajusten a su capacidad económica financiera, el sistema preguntaba a las empresas exportadoras si tenían divisas pendientes para liquidar. De ser así, no podían acceder al mercado único de cambios por ese monto.

El CEF es una especie de perfil individual de gestión de riesgo que se actualiza mensualmente con un cupo (un importe determinado) sobre la base de una fórmula de la AFIP. Esa fórmula no se transparenta y sirvió principalmente para obstaculizar a las empresas. Esta vara fue determinante a la hora de acceder a las SIRA que aprobaba la Secretaría de Comercio durante la gestión anterior. Por eso, el objetivo del nuevo subsecretario de Comercio Exterior, Esteban Marzorati, es quitarlo.

Si bien el Gobierno normalizó el acceso a importaciones desde el 13 de diciembre pasado, obligó a las empresas a esperar 30 días antes de poder comprar divisas en el mercado único y libre de cambios (MULC). Además, el acceso tampoco es total, sino de manera escalonada: el 25% a los 30 días de ingresada la mercadería a la Aduana; 25% a los 60 días; 25% a los 90 días, y el resto a los 120 días.

Los pagos podrán ser inmediatos solo para las compras al exterior de hidrocarburos y derivados y energía eléctrica. En tanto, luego de 30 días corridos, podrían liberarse la totalidad de los pagos de productos farmacéuticos o insumos para esta industria y fertilizantes o productos fitosanitarios.

Ir a notas de Sofía Diamante
LA NACIÓN

Noticias Relacionadas


Dólar: BCRA levanta cepo para comprar MEP a empresas que hayan vendido dólar soja


,

El BCRA levantó una restricción que había establecido la anterior gestión de Gobierno para acceder al dólar MEP El Banco...


Apertura de importaciones: la industria alerta ante sectores afectados por dumping


,

La capacidad instalada bajó a niveles del 2001; pymes advierten que el “golpe” es masivo y aseguran que crece...


El Banco Central concluye la tercera licitación de la Serie 2 del Bopreal


,

Nuevamente la subasta está disponible para todas las empresas que hayan registrado deudas en el Padrón de Deudas Comerciales...