Se trata de la posibilidad de quedar excluidos de los regímenes de percepción del Impuesto a las Ganancias y el IVA. Se suma a otras medidas recientes tendientes a anticipar fondos para compensar el impacto de la sequía

El Ministerio de Economía está decidido a encontrar recursos donde sea para financiar el déficit de este año, cuando los pronósticos privados plantean que por efecto de la sequía van a caer los recursos medio punto del PBI. Ahora la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tratará de recaudar $979.000 millones mediante la suspensión de los certificados que les permiten a los importadores quedar exentos del pago de percepciones del Impuesto a las Ganancias y del IVA.

La medida, que se conoció mediante una resolución general publicada en el Boletín Oficial, se complementa con otras anteriores, como son el cobro de una percepción de 3% del IVA para el comercio de alimentos y productos de consumo masivo, y la percepción de IVA para el comercio a través de plataformas digitales.
Mediante la Resolución General 5339/2023, la AFIP suspendió hasta el 31 de diciembre el régimen especial, pero los saldos a favor recién se van a poder computar al noveno mes posterior de la fecha del despacho de la Aduana. “La suspensión de dicho régimen implica un aumento aproximado de la recaudación tributaria en términos aduaneros del 20% en IVA y de un 6% en Ganancias. En términos de ingresos, se estima una cifra cercana a los $979.000 millones”, señaló la AFIP.
Sebastián Domínguez, de SDC Asesores Tributarios, indicó que la medida “afectará a medianas y grandes empresas, como así también a las más pequeñas empresas que no puedan tramitar el certificado MiPyME por algunos incumplimientos que no hayan podido subsanar”. Los importadores afectados deberán anticipar un 6% de percepciones de Ganancias aun cuando hayan estimado que la declaración jurada que van a presentar por el período fiscal corriente vaya a arrojar saldo a favor. En casos donde la importación definitiva de bienes tenga como destino el uso o consumo particular del importador, la percepción será del 11%.En cuanto al IVA, los importadores deberán depositar el 20% si los productos que importan están gravados al 21% y del 10% si están gravados al 10,5%. Domínguez explicó, a modo de ejemplo, que “la percepción de IVA ingresada en marzo 2023 recién podrá ser computada en la declaración jurada de diciembre de 2023”.

El potencial recaudatorio de la medida, según dice la AFIP, equivale al 25% del déficit previsto en el Presupuesto 2023 ($3,74 billones), a lo cual se podría sumar otro billón de pesos de ingresos como consecuencia la operación de canje de bonos en dólares en manos de dependencias del Estado. Las reparticiones tienen que vender sus bonos y destinar el 70% a comprar letras del Tesoro. Está claro que estás medidas procuran contrarrestar el efecto de la caída del comercio exterior por efecto de la sequía y la merma de la actividad. Las importaciones registran una caída en los dos primeros meses del 4,3% y las exportaciones del 15,4%.

Este año está pactado con el FMI un déficit primario del 1,9% del PBI, pero dada la situación se torna muy difícil cumplirlo.

Noticias Relacionadas


¿La baja de precios pegó en el ingreso de dólares? El efecto sobre un sector clave


,

La balanza energética de febrero registró un superávit de u$s 558 millones a pesar de la caída interanual de las exportaciones en...


Revista Cargo Report Nro. 158


,

Ya esta disponible en este sitio web la Revista Cargo Report Nro. 158, correspondiente a marzo/abril, donde encontraran importantes...


El FMI mantuvo su proyección para Argentina en 2024: espera una inflación de 150% y una caída de 2,8% del PBI


,

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sus estimaciones para la Argentina y estimó que la economía caerá 2,8% en 2024...