ASUNCIÓN. Paraguay se prepara para tomar medidas en respuesta al controvertido peaje fluvial impuesto por Argentina en la hidrovía. El país presentará una protesta formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en relación con la unilateral imposición del peaje en cuestión. El presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym), Raúl Valdez, anunció que esta iniciativa busca instar al Comité Político del Acuerdo de la Hidrovía a examinar el asunto el próximo 30 de este mes.

La postura de Paraguay en este asunto ganó prioridad, según Valdez, gracias a la atención que el nuevo gobierno prestó al problema. En este sentido, una delegación paraguaya está prevista para abordar el reclamo en la reunión del Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraguay-Paraná, programada para el 30 de este mes en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

La preocupación radica en el impuesto de 1,47 dólares por tonelada de registro neto que Argentina impuso a los productos que transitan por la hidrovía. Este gravamen no solo afecta la competitividad de Paraguay, sino que también se considera una violación de la libre navegabilidad de los ríos, un principio amparado por diversos tratados internacionales.

Raúl Valdez enfatizó la difícil situación operativa que enfrenta el sector naviero a causa de las restricciones en el tránsito de mercancías a lo largo de la hidrovía. En respuesta a este escenario, el sector se ha unido al llamado de la Cancillería Paraguaya para abordar este problema. Valdez argumentó que las evaluaciones técnicas realizadas a lo largo de nueve meses no respaldaron las justificaciones presentadas por Argentina para imponer el peaje, lo que lleva a la conclusión de que esta medida no se trata de un peaje legítimo, sino más bien de un impuesto que afecta el paso de los productos y embarcaciones a través de las aguas jurisdiccionales argentinas.

Fuente: ADN Digital

About Author

Noticias relacionadas