A partir de la restricción de divisas que experimenta la Argentina las economías de la región intentan sostener el nivel de sus exportaciones. Un caso que puede ser punta de lanza para el comercio regional

Del lado argentino, la estrategia se concentró en conseguir una ampliación del SWAP con China, que generó oxígeno al sector importador en general, por el volumen de insumos que llegan al país desde Asia.

Mientras tanto, los titulares de los Bancos Centrales de Argentina y UruguayMiguel Pesce y Diego Labat, en septiembre, firmaron en Montevideo el nuevo reglamento operativo del Sistema de Pagos en Moneda Local (SML) entre ambos países.

En ese marco, un nuevo pedido llegó al Gobierno en los últimos días, a través del cónsul general del Gobierno de ColombiaGermán Antonio Gómez Polouno, quien mantendrá un encuentro con su par de la Argentina, el próximo miércoles en el Palacio San Martin.

“La relación comercial entre Colombia y Argentina siempre ha sido de complementariedad, en búsqueda de desgravación en ambos países”, contó Luis Fernando Fuentes Ibarra, director de ProColombia y confirmó que, tras la caída de ventas de Colombia a la Argentina, desde la agencia de promoción buscan activar mecanismos de pago alternativos al dólar para corregir el desequilibrio en la balanza.

Los registros de 2022 arrojaron un déficit para el país ubicado en el del extremo norte de Sudamérica de u$s 478 millones a partir de exportaciones de la Argentina por u$s 951 millones frente a importaciones por u$s 473 millones.

En total, se comercializaron u$s 717 millones con un saldo de u$s 269 millones a favor de la Argentina.

“En el comercio mundial todos los países tienen la posibilidad de tener déficit o superávit” asumió Fuentes Ibarra pero aseguró que “existen condiciones para que el comercio no mantenga una elevada diferencia como el que se presenta hoy en día“.

“Podemos ser parte de ese valor agregado que contribuye a la formación de productos a través de la exportación de derivados de la petroquímica; plásticos; agroalimentos; calzado y prendas de vestir, elaborados por grandes manufactureros de Colombia”, describió.

Además, mencionó el potencial de la industria farmacéutica y de cosméticos que experimentó un fuerte desarrollo en ese país.

El funcionario contó que la estrategia se enfoca en incrementar en la integración latinoamericana a partir de profundizar la relación con Argentina, Paraguay y Uruguay que “permita que las empresas pequeñas y medianas con gran potencial de producción crezcan”.

En este punto, Fuentes Ibarra contó que referentes técnicos de la cartera de Economía de Colombia trabajan junto a funcionarios de Cancillería argentina, en la búsqueda de formas de pago que “hagan más fluido el comercio”.

La herramienta que se analiza es el Convenio de Pagos de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) al que pertenecen doce Bancos Centrales de la región y que les permite cursar y compensar pagos en períodos de cuatro meses.

El acuerdo que Colombia buscará suscribir con la Argentina, contempla los saldos derivados del comercio de los países miembros, de bienes originarios y de servicios efectuados por personas residentes, de modo que al final de cada cuatrimestre sólo se transfiere o recibe, según resulte deficitario o superavitario, el saldo global del Banco Central de cada país con el resto.

Noticias Relacionadas


Es necesario restablecer la credibilidad del Mercosur lo antes posible


,

Cuál es el camino que podría trazarse para que el bloque esté a la altura de una compleja globalización;...


Estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos


,

Bajo la premisa “Conectando mercados: estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos” se realizó la segunda edición de...


¿Qué depara el futuro para la figura del OEA?


,

En los próximos años, el futuro del OEA se vislumbra prometedor y desafiante a la vez, con varios factores...