Con el objetivo de priorizar la llegada de insumos productivos, el Gobierno refuerza la fiscalización de las importaciones. Según confirmaron fuentes oficiales a Ámbito, el organismo amplió el sistema de monitoreo sobre las compras irregulares de mercadería

Dólar que entra, dólar que va a la producción, repiten en el gabinete económico. Para reforzar esa línea que impulsa el ministro de Economía Sergio Massa, fuentes oficiales le confirmaron a Ámbito que la Aduana sumó controles informáticos que están dirigidos a combatir el uso abusivo de medidas cautelares y triangulaciones irregulares para importar mercadería. A partir de ahora, el importador que se encuentre en el listado de empresas que presentaron múltiples amparos recibirá un mensaje indicando que se encuentra “bajo monitoreo”. También se deberá señalar específicamente la dirección del depósito a donde va la mercadería. Además, pedirán informar si el país de procedencia de la mercadería es distinto al de facturación.

A partir de las irregularidades detectadas, la Aduana tomó una serie de medidas que incluyen controles informáticos que generarán un alerta para la intervención de las áreas de control y fiscalización impositivas y aduaneras. Al momento de efectuar la declaración SIMI en sistema, el importador que se encuentre en el listado de empresas que presentaron medidas cautelares recibirá un mensaje indicando que se encuentra bajo “monitoreo por presunto uso abusivo”.

En el mismo sentido, se apunta a prevenir la sobrefacturación con operaciones trianguladas. Por lo que al momento de la declaración se emitirá un mensaje al importador solicitando que informe si el país de procedencia de la mercadería es distinto al país de facturación. En ambos casos, las alertas a las áreas de fiscalización impositiva y aduanera se dispararán de manera inmediata. En caso de optar por la opción que indica que el país de origen es el mismo que el de facturación, se constatará dicha información mediante un control ex post a cargo del área de Valoración de la Aduana.

Anteriormente, el organismo que conduce Guillermo Michel había determinado la obligatoriedad de declarar la dirección del depósito donde conducirán la mercadería para aquellas empresas que presentaron múltiples cautelares. Lo hicieron luego de una serie de fiscalizaciones en donde no encontraron rastros de los productos importados por la vía judicial ni tampoco la justificación de venta.

En declaraciones formuladas a este diario semanas atrás, Michel explicó que con este tipo de acciones apuntan también a generar una “fuerte percepción de riesgo”. De esta manera, buscan corregir las conductas a futuro. En una reciente reunión del gabinete económico, el funcionario exhibió un documento que refleja una caída del 17% en la cantidad de empresas que hacen operaciones trianguladas, que si bien es una práctica habitual del comercio exterior, se detectó que en algunos casos puntuales se estaba utilizando para hacer un rulo sobrefacturando la mercadería ingresada al país.

Noticias Relacionadas


El BCRA mantiene la racha positiva, pero advierten por la falta de “virtuosismo” en la acumulación de reservas


,

El BCRA acumuló compras por USD14.000 millones desde mediados de diciembre hasta la semana pasada. Analistas destacaron que este récord...


Milei y el desafío de romper con una premisa geométrica


,

Es muy común en política confundir los silencios con aparentes indefiniciones, lo mismo que confundir la demora en decidir...


La agroindustria pide desregulaciones y simplificaciones por u$s 400 millones


,

El CAA planteó un cronograma de eliminación de retenciones y un relevamiento de normas nacionales para desregulación y simplificar que...