El Ministerio de Economía y el Banco Central están llevando adelante negociaciones con sus principales aliados regionales para intentar morigerar la pérdida de dólares

Que la situación de las reservas es difícil, ya es un hecho y sobre todo en un mes de fuertes vencimientos. El viernes habrá que pagarle u$s1300 millones al FMI y el domingo otros u$s700 a bonistas privados, compromisos que hundirán las reservas y, según las principales consultoras, las reservas netas negativas podrán alcanzar los u$s7.000 millones después de los pagos de fin de semana. En este contexto, el Ministerio de Economía y el Banco Central están llevando adelante negociaciones con sus principales aliados regionales para intentar morigerar la pérdida de dólares. El detalle.

Durante la gira de Sergio Massa por China, el actual candidato a Presidente y Ministro de Economía logró dos apoyos claves para el ingreso de la Argentina a los BRICS. Uno de ellos es claramente China y el segundo, India. El ingreso al bloque también daría derecho a acceder a las líneas de crédito del Nuevo Banco de Desarrollo del bloque de países emergentes, que cuenta con una programación de financiamiento por más de u$s30.000 millones hasta 2026. Además, esta entidad podría resultar clave para destrabar el engranaje de financiamiento que el Gobierno viene negociando con Brasil para pagar las importaciones desde el principal socio comercial a un plazo cercano a los 365 días.

Sobre este punto, lo que se busca en concreto es que el Banco de los BRICS otorgue las garantías que las entidades financieras del país vecino vienen solicitando para avanzar con el crédito comercial que Alberto Fernández y Lula da Silva negocian desde el comienzo de este año y que hasta ahora parece de difícil aplicación. Según dicen en el Gobierno, esto podría traer alivio a las reservas del Banco Central y celeridad a los industriales que requieren de insumos, sobre todo en el sector automotriz en donde tenemos un importante déficit comercial de u$s1.969 millones. Sin embargo el ingreso a los BRICS recién podría ser tratado en el mes de agosto. Por lo cual, la cercanía con Brasil que mantiene el Gobierno apunta a acelerar el proceso de acuerdos entre países.

La yuanización de la economía

La otra estrategia de Sergio Massa y el Banco Central son las operaciones con yuanes. De acuerdo a un informe oficial, el Gobierno ya viene gastados casi u$s2400 millones en yuanes de libre disponibilidad en lo que va del 2023. A esto se le suma que la Secretaría de Comercio autorizó para que las empresas paguen importaciones a 90 días, por más de u$s2.000 millones.

Esta maniobra permite que los plazos de acceso al mercado de cambios sean más cortos. Para estimular esta operatoria el equipo económico ofrece una serie de incentivos para las firmas. Uno de ellos es el plazo de acceso al mercado oficial de cambios, que es de 90 días para las importaciones que se pagan con la moneda del gigante asiático, mientras que para la mayoría de las que se cursan en dólares es de 180. Además, se aceleraron los permisos para el comercio en yuanes.

En el mismo sentido, por ejemplo, transcurrió la medida de poder crear cuentas en la moneda china más apuntada al sector importador. La economista Natalia Motyl en diálogo con Ámbito afirmó que “entre los pros está la última disposición de que se pueden operar bonos en dólares con yuanes y dar garantías en yuanes en mercado de futuros. Ante la falta de dólares es una opción, sobretodo los que se dedican al trading. También los que comercian pueden acceder a los yuanes para importaciones o volcarlos en el mercado financiero después de la exportación. Hoy está destinado al comercio”.

El acuerdo con Uruguay

Esta semana, el Banco Central avanzó con el país vecinos a través de una carta de intención que permita facilitar operaciones que involucren al Peso Argentino y al Peso Uruguayo. En este acuerdo, se comprometieron a trabajar para ampliar las operaciones admitidas en el SML vigente entre la Argentina y Uruguay.

El SML permite a los agentes económicos Argentina y Uruguay familiarizarse con el uso de la moneda del otro país, además de promover avances en el proceso de integración económica y fortalecer los vínculos entre las instituciones que firmaron la carta de intención, aumentando la liquidez y la eficiencia del mercado de cambio: Peso Argentino / Peso Uruguayo.

El objeto que se busca con este acuerdo es incorporar los pagos relacionados con el comercio de servicios (excepto los pagos referentes a servicios financieros), las transferencias en concepto de ayuda familiar y permitir que la transferencia de recursos pueda ser denominada en Pesos Argentinos o Pesos Uruguayos indistintamente.

En cualquier caso, estas tres estrategias buscarán reemplazar la moneda de cambio ante la fuerte salida de divisas y ya previendo quizá, la merma estacional de estos meses hasta que ingrese la cosecha fija y en pleno escenario electoral.

Fuente: Ámbito

Noticias Relacionadas


Expertos advierten: lo que podría pasar con el Banco Central si continúa el cepo


,

Un informe privado reveló que la postura del BCRA podría cambiar en el segundo semestre La continuidad de las...


La crisis económica incentiva el aumento de los robos de carga marítima


,

Los delincuentes ahora también roba carga de menor valor y productos alimenticios con técnicas cada vez más sofisticadas El...


La recuperación de Argentina y un cuello de botella en la exportación de harina de soja impactan en el mercado global


,

Los precios se dispararon y los fondos de inversión volvieron a comprar activamente. Brasil sigue competitivo. Cómo impacta la...