Para el Maíz, la sequía recorta 7,5 millones de toneladas (Mt) en la primera estimación del cultivo, cayendo un 15% en la producción respecto a los 50 Mt que se esperaban

Por Javier Mignani* ( Tribuna)

El día 8 de febrero de 2023, la Bolsa de Comercio de Rosario, a través de la Guía Estratégica para el Agro, publicó la superficie sembrada y la producción nacional esperada actualizada a esta fecha.

Para el Maíz, la sequía recorta 7,5 millones de toneladas (Mt) en la primera estimación del cultivo, cayendo un 15% en la producción respecto a los 50 Mt que se esperaban.

El salto tecnológico del cultivo, la creciente fertilización y las siembras tardías, no fueron suficientes para morigerar la gran caída productiva que sufrirá el referido cereal. La siembra tardía, ocupa casi el 75%, dato que puede interpretarse como algo positivo porque las lluvias pronosticadas para los próximos meses van a ser mejores.

Para el caso de la soja, el impacto de la sequía, sigue profundizando el deterioro de los cultivos. Las sojas sembradas temprano fueron las más castigadas, las tardías, siguen la suerte de la evolución de la lluvia.

Lamentablemente, tal como se advertía en enero, se realizó un fuerte ajuste de pérdidas de área, sobre todo en soja de segunda. Las 504.000 ha de aquel entonces se actualizan a 1M ha. Buenos Aires encabeza la lista de área frustrada con 301.000 ha. Le siguen Córdoba con 222.000 ha y Santa Fe con 160.000.  El recorte productivo de febrero es de un 7% respecto al guarismo de enero, pasando de 37 a 34,5 Mt.  De esta manera, será la segunda peor cosecha nacional de los últimos 15 años, siendo ya inferior a la del 2017/18 (35 Mt).

Mientras tanto, el informe del USDA, redujo la producción mundial de soja en 5 millones de toneladas; las existencias finales estadounidenses aumentaron de 5,72 millones a 6.13 millones de tns.; la producción de Brasil se mantuvo en 153 millones de tns.; la cosecha Argentina se redujo de 45.50 a 41 millones de tns., lejos de las proyecciones locales 34.5 millones de tns.; las compras chinas se sostienen en 96 millones de tns.

Para el maíz, la producción mundial se redujo en 4.57 millones de tns. con una reducción en las existencias finales en 1,14 millones de tns; las existencias finales estadounidenses pasan de 31.54 a 32.17 millones de tns.; la producción de Brasil se mantiene en 125 millones de tns.; la cosecha Argentina se reduce de 52 a 47 millones de tns., lejos de lo que estima la bolsa de los 42,5 millones de tns; las compras chinas se mantienen sin cambio en 18 millones de tns.

Por lo tanto, el informe es bastante neutral en soja y el maíz con una sensible suba.
Ante este escenario productivo en el país, me pregunto……. ¿De donde van a salir los dólares que faltan?
Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, evaluó que las exportaciones totales de Argentina en 2022, sumaron más de 88.000 millones de dólares. De ese total la agroindustria, que comprende los diversos complejos exportadores del agro aportaron U$$ 55.516 millones a las exportaciones en 2022, un aumento del 8% respecto de los valores del 2021. Representó el 63% del comercio exterior argentino.
Este año, con el bajo nivel productivo, inflación descontrolada y una ilusión óptica de anclar la economía a un dólar totalmente ficticio, va a generar un vacío en insumos importados que van a pegar directamente en los sectores productivos. Hay que tomar medidas urgentes para surfear esta ola. Comprar los insumos necesarios para la próxima campaña y aplicar la política de nuestros abuelos: ser conservadores!!!.

*CPN Mat. Prof. 10-1016-1

Noticias Relacionadas


Es necesario restablecer la credibilidad del Mercosur lo antes posible


,

Cuál es el camino que podría trazarse para que el bloque esté a la altura de una compleja globalización;...


Estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos


,

Bajo la premisa “Conectando mercados: estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos” se realizó la segunda edición de...


¿Qué depara el futuro para la figura del OEA?


,

En los próximos años, el futuro del OEA se vislumbra prometedor y desafiante a la vez, con varios factores...