Sólo las líneas navieras podrían obtener hasta US$2.100 millones al año en beneficios a través de esta herramienta

La digitalización de la documentación comercial tiene un impacto significativo. Diversos organismos internacionales han estimado el efecto que tendría la digitalización en el comercio global. La Cámara de Comercio Internacional (ICC) proyecta que el comercio sin papel podría generar US$267.000 millones de exportaciones adicionales en los países del G7, en comparación con los pronósticos básicos, para 2026. En tanto, la Organización Mundial del Comercio informa que la implementación del Acuerdo de Facilitación del Comercio (TFA) podría aumentar el comercio global en entre US$750.000 millones y US$1.000 millones al año. Este acuerdo tiene como objetivo reducir los costos comerciales de las actividades de importación y exportación y acelerar el despacho de bienes mediante el establecimiento de estándares de digitalización, como la presentación electrónica de datos entre agencias y el uso de firmas digitales. La implementación del TFA probablemente produciría beneficios económicos de gran alcance, especialmente en los países emergentes y en desarrollo, señala un reporte de McKinsey.

La ICC señala que el uso de procesos basados ​​en papel supone una carga extraordinaria para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que buscan comerciar internacionalmente, y la digitalización ayudaría a cerrar esta brecha de financiación del comercio. Según el Foro Económico Mundial, el actual El déficit de financiación comercial, o la cantidad de financiación comercial solicitada que se rechaza, se estima en US$1.500 millones en todo el mundo, siendo las pymes las que más sufren.

De acuerdo con un análisis de McKinsey la digitalización del conocimiento de embarque (e/BL), que representa entre el 10% y el 30% de los costos de la documentación comercial, podría desbloquear más de US$15.500 millones en beneficios directos para el ecosistema del transporte marítimo y hasta US$40.000 millones en un aumento del comercio.

La adopción de un e/BL podría generar ahorros de costos directos para todas los stakeholders, por un monto de US$6.500 millones al año. Las líneas navieras podrían obtener hasta US$2.100 millones en beneficios, como una interacción más directa con los expedidores y las cargas de trabajo optimizadas y digitalizadas, lo que lleva a un ahorro de costos. Las nuevas capacidades digitales también podrían generar nuevas fuentes de ingresos para los operadores, por ejemplo, a través de mejores viajes de los clientes. Se podrían desbloquear otros US$6.900 millones en valor para el ecosistema comercial más amplio. En última instancia, una mayor digitalización podría generar US$40.000 millones en comercio mundial para 2030.

No hay mejor momento

Varios factores indican que la industria está lista para embarcarse en la digitalización del e/BL:

  1. Se han establecido estándares digitales para el e/BL. Los estándares de datos y procesos para la presentación de instrucciones de envío y la garantía del conocimiento de embarque (BL) ya se han establecido a través de DCSA y son aceptados por nueve líneas navieras que representan el 70% del comercio en contenedores.
  2.  la inversión en TI requerida para acomodar un e/BL es baja. McKinsey estima que las inversiones limitadas en conectividad de TI y capacitación de empleados permitirían esta transición. Estos costos serían más que compensados ​​por los ahorros de costos antes mencionados.
  3. Las transacciones e/BL ya existen y funcionan. Durante los últimos 25 años, varios proveedores como Bolero International y WAVE BL han establecido plataformas para intercambiar e/BL. Si bien alrededor del 1% de todos los BL son digitales en la actualidad, esta adopción demuestra que el proceso ha sido probado y funciona.

Hacia objetivos ambiciosos

De acuerdo con McKinsey varios stakeholders pueden tomar medidas para establecer objetivos y KPI asociados:

  • Las líneas navieras podrían activar programas de gestión de cambios internos para facilitar la digitalización, apoyados por campañas de información y capacitación. También podrían formar equipos dedicados a la digitalización para desarrollar hojas de ruta y KPI alcanzables, con pasos prácticos, y liderar proyectos de integración de sistemas.
  • Los bancos y las instituciones financieras comerciales podrían integrar los estándares recientemente definidos en los sistemas existentes y facilitar la adopción generalizada de una solución de carta de crédito digital.
  • Las autoridades aduaneras podrían acelerar la digitalización que permite la recepción de datos, por ejemplo, a través de una interfaz de programación de aplicaciones (API). También podrían crear hojas de ruta para mejorar la infraestructura digital e incitar a los reguladores a establecer pautas que permitan el envío y la transmisión de documentos digitales.
  • Expedidores y transitarios podrían aumentar su conocimiento de nuevas formas de trabajar a través de la capacitación para garantizar una suave transición. También podrían establecer hitos que incluyan objetivos secundarios tangibles, por ejemplo, una fecha fija en la que un proveedor central debería estar completamente conectado digitalmente en términos de documentación comercial.

Por MundoMarítimo

Noticias Relacionadas


¿La baja de precios pegó en el ingreso de dólares? El efecto sobre un sector clave


,

La balanza energética de febrero registró un superávit de u$s 558 millones a pesar de la caída interanual de las exportaciones en...


Revista Cargo Report Nro. 158


,

Ya esta disponible en este sitio web la Revista Cargo Report Nro. 158, correspondiente a marzo/abril, donde encontraran importantes...


El FMI mantuvo su proyección para Argentina en 2024: espera una inflación de 150% y una caída de 2,8% del PBI


,

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sus estimaciones para la Argentina y estimó que la economía caerá 2,8% en 2024...