Habrá créditos del Banco Nación, fondeados con organismos multilaterales y una nueva regla para darle previsibilidad a las importaciones 2023. Sumarán a un miembro de la Unión Industrial a la mesa del Gobierno que define situaciones “críticas” de importaciones

El ministro de Economía, Sergio Massa, anticipó nuevas medidas para facilitar importaciones para la industria. Lo hizo durante la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), ante un auditorio lleno en Parque Norte. Además de los reclamos que se le hicieron públicamente a Massa arriba del escenario, en los momentos de “coffee break” fue el principal tema de conversación entre los industriales, ante la preocupación que genera el nuevo sistema importador y la falta de dólares.

“Se que el tema del cuidado de las reservas es el que sobrevuela el salón”, fue una de las primeras definiciones del discurso de Massa. Cuando le tocó preguntar, en el escenario del auditorio, el empresario Miguel Ángel Rodríguez, secretario de la UIA y director de la empresa Sinteplast, le reclamó a Massa por el impacto de las importaciones en la actividad: “Vemos retraso en las aprobaciones, que ya afecta la cadena productiva, y hay empresas que ya están teniendo problemas. La fecha de pago para el 99% de las empresas no son adecuadas a los valores que el merado puede conseguir. Nos damos vuelta para conseguir financiación y no conseguimos a nadie, porque los plazos a 180 días no existen. Vamos a necesitar plazos normales”.
Primero, Massa mencionó el cambio en los plazos de acceso a divisas y en los nuevos anticipos: “No queremos que paguen justos por pecadores. Por eso, bajamos de 180 a 60 días el acceso a las divisas, y cambiamos el régimen de anticipo a u$s 50 mil”.Luego, mencionó la nueva disponibilidad de créditos. “La vi a Silvina por acá”, mencionó Massa, al hacer referencia a Silvina Batakis, presidenta del Banco Nación, quien estaba en el auditorio. Por la mañana, también había estado en una de las mesas principales del auditorio Julia Strada, una de las directoras del Nación. “Estamos trabajando con el Banco Nación para establecer un nuevo sistema. Porque la mayoría de los bancos argentinos en el exterior son corresponsalías de bancos argentinos. Pero el Banco Nación en Nueva York y Madrid son bancos, así que vamos a habilitar un mecanismo de financiamiento para quienes necesiten acceso a los mercados de crédito internacional”, detalló Massa.Además, informó que van a fondearlo con organismos multilaterales, que den un mecanismo de garantía para quienes necesiten importar desde el mercado europeo y Estados Unidos. Según pudo averiguar Ámbito, el Banco Nación otorgará apoyo financiero por hasta 100% del valor FOB o CIF, para bienes de capital y de consumo durable (2 años de plazo) y el resto de los bienes, 1 año de plazo. La amortización será de acuerdo al plazo de otorgamiento, al igual que las tasas de interés: arrancan en 2,75% más el costo del fondo externo, en 90 días de plazo, y llegan hasta 7,25% en más de 24 meses.

Es que en las mesas redondas frente al escenario, las importaciones eran el principal tema de conversación. Un industrial de peso en la provincia de Buenos Aires contó que las dificultades de acceso a financiamiento se incrementan en las empresas más chicas, y las que logran hacerlo, lo hacen a una tasa de hasta 12% en dólares. “El 80% de las fábricas redujo la producción o los turnos, es de lo primero que se habla cuando te cruzás con alguien acá”, contó el empresario en diálogo con Ámbito, y prefirió no ser mencionado. “Ya nos dijeron que los bienes terminados no serán la prioridad, y los bienes de capital los están tirando para adelante”, contó la misma fuente.

Por otro lado, Massa anticipó que la UIA tendrá un lugar central en la toma de decisiones. “Me encontré con gente del sector del caucho y del plástico. Entiendo que necesitan un mecanismo que les permita resolver problemas. Así que tomamos la decisión de incorporar a la mesa semanal de trabajo que analiza el semáforo de riesgo al director ejecutivo de la UIA, para que coordine con las cámaras los semáforos de riesgo, ver las situaciones críticas e ir resolviéndolas”.

A modo de chiste, Rodríguez de Sinteplast lanzó ante el auditorio: “Vamos a estar pasando el teléfono de Coatz”. Se refería justamente al economista jefe de la UIA, Diego Coatz. Finalizado el discurso de Massa, hubo un abrazo cariñoso entre el ministro y el economista. Así, Coatz se sumará a un comité conformado entre Comercio, AFIP, Aduana y el BCRA, que se reunirá martes y jueves, donde se van a dirimir casos donde haya “divergencias”, contaron fuentes oficiales.

Finalmente, Massa anticipó que en 2023 buscarán establecer una nueva “regla” para establecer cuánto puede importar una empresa, según las importaciones pasadas. “Será un principio para todos aquellos que trabajan con productos vinculados a insumos o bienes intermedios. El número de cierre para este año es +20%, suponiendo que el crecimiento va a ser un poquito mayor al que marca el presupuesto”, aseguró Massa. “El régimen de dólares va a ser para los sectores productivos, no para la gente que hace rulos o timbas desde el sector financiero sobre el Banco Central”, lanzó, y recibió uno de los mayores aplausos de su discurso.

Importaciones y precios

Si bien las importaciones fueron el principal tema de conversación entre industriales, el tema precios sobrevoló todas las charlas, debido a que este miércoles la Secretaría de Comercio difundió cómo será Precios Justos, un acuerdo de precios que mantendrá 1400 productos congelados durante 4 meses, y que será anunciado este viernes.

Si bien todos los empresarios consultados anticiparon que por si solo no servirá para bajar la inflación, aseguraron que entrarán con algún producto. “Vamos a hacer el sacrificio en apoyo al consumidor que lo necesita, el tema es que para eso necesitamos contar con insumos, porque si hay faltantes no vamos a poder cumplir”, aseguró Martín Cabrales, vicepresidente de Cabrales.

En la misa línea, Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar y FATE fue por más, y anticipó que ya está en negociaciones con el Gobierno para llegar a un acuerdo de precios para los insumos difundidos, y conformar una canasta, que incluya bienes como envases. En diálogo con Ámbito, contó: “Ya nos están convocando, pero para eso tenemos que tener previsibilidad en el tipo de cambio. Si siguen las pautas devaluatorias como la actual 180 días y ahí tenemos que hacer el sacrificio estamos absolutamente dispuestos, pero si las variables se alteran, va a ser difícil”.

Para cumplir con cualquier acuerdo de precios, también Quintanilla destacó el tema de las importaciones: “Por ahora va lento, por excepción, por buena voluntad de funcionarios. Tuvimos nuestros problemas, porque además está el cambio de sistema. Funcionar por excepción no es agradable, teniendo que molestar a un funcionario con una situación de angustia. No es productivo para la empresa tener que estar pensando en estos problemas”.

Madanes Quintanilla fue uno de los empresarios más aplaudidos del auditorio, luego de su exposición en un panel sobre la reconfiguración geopolítica. Al final de su exposición, decidió cerrar haciendo una referencia a la rentabilidad. “La actividad privada se la ve como factor de desequilibrio en la distribución de la riqueza”, aseguró, y agregó: “No tengamos miedo a ser rentables tengamos a ser ineficientes”.

Noticias Relacionadas


El duro pronóstico del FMI para Argentina: ¿Cuánto caerá la economía?


,

El FMI publicó el informe de perspectivas de la economía mundial. Qué dice sobre Argentina El FMI pronosticó que...


Mercosur: del proyectado mercado común a la intrascendencia


,

Hace treinta y tres años se firmó el Tratado de Asunción que creó el Mercosur (Mercado Común del Sur)....


Córdoba tendrá un Puerto Seco que beneficiará a unas 500 empresas


,

El gobernador Martín Llaryora firmó el convenio que establece su creación. Permitirá la reducción de costos de logística interna...