A pesar del cepo exportador, los derechos de exportación, y del desdoblamiento cambiario que restan competitividad a todas las exportaciones agropecuarias, las de carne vacuna siguen creciendo.

Las estadísticas dejan a las claras que el gran jugador del mercado mundial, China, pide y paga más: Argentina le vende más de lo presupuestado.

Según el cepo exportador, establecido en la gestión de Julián Domínguez -y que Bahillo prometió respetar-, las ventas mensuales al extranjero no deberían superar el 24% de la producción, pero en julio llegaron al 30% Y si se quita la presencia de huesos con carne se reduce al 28%. Pero esa flexibilización no fue hecha pública hasta ahora.

Según el analista Víctor Tonelli, el incremento en las autorizaciones oficiales de los últimos meses, y en especial de julio deja en claro que hay una “flexibilización de las restricciones, lo que se refleja en los números de los últimos meses y en particular de julio”.

El especialista también destacó el malestar que hay en diferentes operadores de la cadena cárnica por la falta de claridad en la asignación de los cupos: “No publican nada respecto a quienes dan las autorizaciones, y mientras tanto exigen a los operadores sin planta que presenten una carta de la empresa que le delega cupo cuando no hay nada escrito al respecto”, indicó.

Con respecto a la evolución de los despachos, en julio casi el 80% de los embarques nacionales terminaron en China y tal como indicó el analista Ignacio Iriarte, el mes pasado importó 270 mil toneladas, lo que significó un nuevo récord histórico, y a su vez un incremento del 44% con relación a julio del año pasado.

En los primeros 7 meses del año los frigoríficos argentinos exportaron 358.000 toneladas peso producto (incluye los huesos), lo que implicó un salto del 6% interanual.

Pero en divisas el incremento fue mucho mayor. En esos meses ingresaron nada menos que 2.000 millones de dólares, nada menos que 44% más que entre enero y julio del año pasado.

“Utilizando los factores de conversión a toneladas/es que habitualmente usa la secretaria de Agricultura, se exportaron durante el período alrededor de 455 mil toneladas equivalente res con hueso de carne bovina refrigerada, congelada o termoprocesada, que ascenderían a unas 509 mil incluyendo huesos. Entre enero y julio del año 2022, ingresaron al país divisas por un valor cercano a los 2.100 millones de dólares por exportaciones de carne y huesos bovinos”.

El crecimiento lo explica en gran medida la fuerte demanda de China que compra más y mejora los precios. El valor promedio de la tonelada este año es de 5.100 dólares, lo que significa un incremento interanual de 25%. Además, las ventas a ese destino significaron el 63% de las divisas que generó la exportación de carne vacuna.

por Nicolas Razzetti (Bichos de campo)

Noticias Relacionadas


El Gobierno prepara apertura gradual del cepo con prioridad para importadores


,

Hacia el segundo semestre, busca unificar el tipo de cambio y flexibilizar las condiciones económicas, mientras mantiene el impuesto...


Gracias a Vaca Muerta el país ahorró una millonada de dólares en importaciones


,

La compra al exterior de combustibles y lubricantes se desplomó 67% en el primer trimestre a la vez que...


LOGÍSTICA: Se reactiva la demanda de inmuebles logísticos


,

El repunte del mercado en el en el AMBA llega tras la incertidumbre electoral que afectó los períodos anteriores....