Diferentes estimaciones privadas indican que este año la cantidad de importaciones cuyo pago fue postergado en función de las regulaciones vigentes llegaría a US$10.000 millones, en tanto que, desde el sector empresario, crece la preocupación por faltantes de insumos

Según estima el economista y consultor Salvador Di Stéfano, en los últimos 12 meses la balanza comercial (que informa el INDEC) tuvo un superávit de US$5.200 millones, pero si se toma la diferencia entre lo pagado y cobrado por exportaciones e importaciones, que informa el Banco Central, este subió a US$19.243 millones.

Di Stéfano señaló: “Si bien ambos valores no son comparables porque en uno se tiene en cuenta el valor del flete y en otro no, creemos que la diferencia podría rondar unos U$S 10.000 millones, que son las importaciones que se liquidan a 180 días”.

“Esto se debe pagar en los próximos meses y el Banco Central no tiene los suficientes dólares”, advirtió.

Otra consultora, Inveqc también plantea que “el 2022 finalizaría con un roleo forzoso de deuda comercial en torno a los US$10.000 millones, situación difícil de sostener y profundizar en el 2023”.

Tal como advierten los consultores, para el año próximo el Banco Central va a tener que disponer de los dólares que este año obligó a las empresas importadoras a financiar a 180 días.

De hecho, entre noviembre y diciembre comenzaron a vencer las primeras SIMI de 180 días que se autorizaron en abril y mayo de este año con lo cual se estarán yendo unos US$1.000 millones de acuerdo con estimaciones privadas.

Todo indica que en 2023 el Gobierno no va a poder financiarse obligando a los importadores a que financien sus compras por seis meses.

En ese contexto, crece la preocupación entre empresarios respecto del ritmo de actividad ante la escasez de insumos y repuestos. Según pudo averiguar Noticias Argentinas (NA) en la Unión Industrial Argentina (UIA), todavía aguardan la convocatoria de la mesa del Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA).

Se trata de una promesa que formuló el ministro de Economía, Sergio Massa, al cierre de la Conferencia Industria en Parque Norte, a principios de este mes, ante el insistente reclamo de los empresarios respecto de los problemas que genera el SIRA.

Massa le indicó a los empresarios que se iba a disponer de un lugar para un directivo de la UIA en la mesa que integran el titular de la AFIP, Carlos Castagneto, el de la Aduana, Guillermo Michel y el secretario de Comercio, Matías Tombolini. Pero eso no ocurrió todavía y existen dudas de que se vaya a concretar.

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...