Minimizar costos, establecer objetivos realistas y reevaluar proveedores son algunas de las sugerencias

Los propietarios de la carga (BCOs) y los expedidores que ahora planean sus licitaciones de carga marítima para 2024 sin duda esperarán obtener tarifas más bajas y, al mismo tiempo, la capacidad requerida en un nivel aceptable de servicio de transporte. Pero ¿cuáles son las herramientas y “otras áreas” en las que puede haber margen para mejorar los resultados de las licitaciones y reducir el riesgo?

Drewry compartió algunos consejos, innovaciones y puntos de vista prácticos basados en su experiencia reciente.

1) Minimizar otros tipos de costos:

De acuerdo con la consultora, además de reducir las tarifas marítimas básicas, ahora será más importante reducir “otros costos”, en particular los costos administrativos de logística (como el costo de gestionar el transporte marítimo y aéreo), los costos de detención y demurrage (que a menudo implican millones de dólares para los medianos y grandes expedidores), las regulaciones de emisiones o los nuevos recargos denominados ‘ETS’ en las rutas europeas, entre otros.

Por lo tanto, los “otros costos” a los que apuntar además de las tarifas marítimas básicas incluyen:

  • Costos de administración de logística.
  • Costos de detención y demurrage.
  • Regulaciones de emisiones / Recargos “ETS”.

2) Establecer tarifas objetivo realistas:

El mercado de transporte de contenedores se está volviendo más favorable para los expedidores y habrá más reducciones en las tarifas de contrato disponibles para los compradores profesionales, aunque se debe enfatizar que, cuanto más bajen las tarifas, más difícil será asegurar mayores reducciones valor.

Drewry recomienda utilizar proveedores de evaluación comparativa para informar a los postores qué tarifas esperar, aumentar la presión competitiva y tener confianza en lo que realmente puede negociar.

3) Reevaluar la base de proveedores:

Esto es importante no sólo para minimizar costos, sino también para obtener un mayor nivel de calidad del servicio y garantizar operaciones logísticas estables y predecibles.

Al reevaluar la base de proveedores, se puede asegurar de estar ajustado al mercado actual. Además, el análisis competitivo permite a los expedidores comprender si tienen la cantidad y el tipo óptimos de proveedores de servicios para satisfacer sus necesidades actuales y proyectadas.

4) Uso de una herramienta avanzada e integrada de licitación y evaluación comparativa.

Incluso expedidores de tamaño mediano están utilizando ahora herramientas de oferta avanzadas, de bajo costo, generalmente basadas en la nube y en gran medida automatizadas, que brindan análisis rápidos sobre el progreso de la finalización de la oferta, los resultados de los escenarios y la optimización para seleccionar las mejores combinaciones de transportistas y ofertas de tarifas y otros beneficios.

5) Tomar decisiones de planificación basadas en el conocimiento.

Con la oferta y la demanda ponderadas a favor de los expedidores, los eventos geopolíticos y climáticos, los cambios regulatorios a mediano plazo y las negociaciones laborales de varios años que causan huelgas portuarias tendrán un impacto más significativo en las cadenas de suministro.

Considerando esto, se debe comprender el impacto potencial de eventos como las negociaciones de estibadores en la costa este en 2024 o la introducción de recargos de carbono en el RCDE, las que serán crucial para la continuidad del negocio y la contención del gasto.

De acuerdo con Drewry un ejemplo a destacar son los riesgos que surgirán antes o alrededor de septiembre de 2024 (ponga esto en su calendario) sobre posibles acciones laborales por parte de la ILA en los puertos del este de Estados Unidos y del Golfo.

Los expedidores deben dotarse de información y conocimientos de mercado relevantes para planificar y mitigar los riesgos potenciales.

Por Mundo Marítimo

About Author

Noticias relacionadas