Con importaciones y exportaciones que alcanzaron los US$7837 millones y US$7537 millones respectivamente, el saldo comercial de la Argentina volvió a ser deficitario en agosto por tercer mes consecutivo, y mostró un notable deterioro en términos interanuales.

De acuerdo con un informe de Abeceb, por primera vez en tres años cayeron las exportaciones en términos anuales y se consolida el saldo comercial negativo (alcanzó los US$300 millones cuando en agosto de 2021 había sido superavitario en US$2345 millones).

Los expertos de la consultora explican que las exportaciones en valor se contrajeron 6,9% i.a., algo que no sucedía desde marzo de 2019 -excluyendo 2020, en plena pandemia-. Así, las exportaciones consolidan el deterioro que vienen mostrando hace meses, en donde sólo los altos precios permitían que estas crezcan en valor.

En mayo, junio y julio las ventas al exterior habían crecido en valor pese a la contracción en sus cantidades, algo que ya no fue suficiente en agosto, cuando la caída de los volúmenes (-16,9% i.a.) superó el aumento de los precios (+11,9% i.a.)

Efecto dólar soja

La caída de los valores exportados en agosto se explica por una abrupta contracción de los volúmenes vendidos de Productos Primarios (-32,2% i.a), traccionada principalmente por las menores exportaciones de porotos de soja.

Si bien la venta de dichos productos fue récord en agosto de 2021 -lo que deja una alta base de comparación-, también parecería estar incidiendo la expectativa que generó -al asumir Sergio Massa como ministro de Economía- la posibilidad de que se implemente un dólar diferencial favorable para el agro, que podría haber alentado a los exportadores a frenar las ventas al exterior.

Por otra parte, si bien el resto de los rubros también mostró bajas en los volúmenes exportados, la suba en sus precios logró compensar esta caída y crecieron, aunque tímidamente, en valor.

En números: Combustibles y energía subió 6,8% i.a.; Manufacturas de Origen Agropecuario 5,2% i.a.; y Manufacturas de Origen Industrial 0,7% i.a.

Importaciones

Por otro lado, las importaciones redujeron su ritmo de crecimiento (36,2% i.a. en agosto vs. 47,7% i.a. en may-jul), aunque principalmente debido a los menores precios.

El trabajo de Abeceb detalla: el precio de las importaciones subió 15,3% i.a. en agosto, y venía de hacerlo a un ritmo promedio de casi 26% mensual en mayo-julio; en cambio, los volúmenes importados de agosto (+18,2% i.a.) estuvieron en línea con el promedio de dicho período (+16,8% i.a.).

En su interior, a excepción de las importaciones de Combustibles y lubricantes que crecieron 68,3% i.a. en valor únicamente por la suba de 74,9% i.a. en precios -sus cantidades se redujeron 3,6% i.a.-, el resto de los rubros creció tanto por precios como por volúmenes.

Ordenados de mayor a menor, la importación de Bienes de Capital subió 44,5% i.a. -con un notable crecimiento de 43% en sus cantidades-, seguido por Piezas y accesorios para bienes de capital (+32,5% i.a.), Bienes de consumo (+29,5% i.a.), Bienes intermedios (27,6% i.a.) y Vehículos automotores de pasajeros (+11% i.a.).

Brecha cambiaria

De todas formas, a pesar de que la caída en el valor importado se deba principalmente por menores precios, no debe pasarse por alto que las cantidades importadas parecen estar por encima de lo que demanda el ritmo de expansión de la actividad económica. Esto puede explicarse por una brecha cambiaria que promedió el 114% en agosto, incentivando a adelantar importaciones ante un dólar percibido como “barato”.

Con todo, durante los primeros ocho meses de 2022 las exportaciones alcanzaron los US$59.688 millones, mientras que las importaciones llegaron a US$57.448 millones. Así, el superávit comercial fue de US$2240 millones, un 79% menor al acumulado en igual período de 2021.

Perspectivas

Para los expertos de Abeceb, “el escenario actual es bastante más complejo de lo que se hubiera esperado meses atrás”.

Señalan que el saldo comercial ya acumula tres meses consecutivos de déficit en un contexto en el que los volúmenes de las exportaciones caen, pero las cantidades importadas suben. “Todo a pesar de los innumerables parches y el endurecimiento del cepo de los últimos meses”, dicen.

Y agregan que en ese escenario se encuadra el anuncio del dólar diferencial para el sector sojero, que está mostrando muy buenos frutos (llevan liquidados US$5130 millones en lo que va de septiembre, lo que permitió al Banco Central comprar casi US$2800 millones netos), gracias a lo cual el saldo comercial volvería a ser positivo en el mes actual.

Por último, señalan que hacia adelante no descartan incentivos similares al dólar soja para sectores puntuales considerados estratégicos y que puedan aportar divisas, como tampoco un endurecimiento aún mayor del cepo cambiario. “Además, habrá que monitorear de cerca la evolución de los términos de intercambio, que, si bien favorecieron al país durante el primer trimestre, vienen mostrando un deterioro constante desde abril”, concluyeron.

Fuente: Trade News

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...