Un país con las conocidas dificultades que tiene la Argentina actualmente, adopta crecientes medidas restrictivas a las importaciones. Eso es lícito si se adoptan, se respetan y se cumplen las medidas que autoriza la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Pero, al mismo tiempo nuestro país forma parte del Mercosur y esa condición no le permite adoptar algunas medidas que sí le están permitidas en el marco de la OMC para el resto de los países. Abundan los ejemplos: el régimen de licencias previas no automáticas es permitido por las reglas de la OMC pero no es permitido, al menos jurídicamente, dentro del funcionamiento del Mercosur. Esto está claro por un fallo del Tribunal Arbitral del Mercosur. Sin embargo, las licencias previas no automáticas se aplican hace más de veinte años sin diferenciar si son importaciones de mercaderías originarias de países del Mercosur o lo son de terceros países.

Los sistemas de control o monitoreo (como el actual SIRA y otros que hubo antes) que traben, dificulten o encarezcan las importaciones tampoco deben emplearse en el comercio con los Estados Partes del Mercosur, aunque puedan utilizarse para terceros países.

En el momento actual hay días en que no se aprueba ninguna SIRA o no se permite el ingreso a las empresas importadoras en el Sistema (ocurrió el lunes 24 y el martes 25 de julio pasado) y las que se aprobaron a partir del miércoles 26 lo fueron aplicando el 7,5% a cuenta del Impuesto PAIS. Hasta se dio el caso de insumos importados en forma temporal para ser incorporados a bienes destinados a la exportación, a los cuales se les cargó el 7,5% (del cual, por supuesto, deberían estar exonerados por su condición de importaciones temporales para perfeccionamiento industrial).

Según datos de la OMC el arancel de importación promedio aplicado por la Argentina es de 13,3%, a lo cual debe sumarse la tasa de estadística del 3% y el Impuesto PAIS del 7,5%. Todo lo cual significa que tenemos un arancel de 23%, el más alto de esta parte del mundo, superando a Uruguay (15,1%), Brasil (11,1%), México (7,1%), Chile (6,0%) y Perú (2,3%). En la Unión Europea el arancel de importación promedio es de 5,1%, Estados Unidos 3,3%, Canadá 3,8% y Australia (2,4%). Sin contar, además, que todos estos países tienen extensos tratados de libre comercio en vigencia. Algo de lo que el Mercosur carece en esa magnitud.

El promedio de los costos argentinos para la importación desde el punto de vista tributario es aún superior a los de Irán, Sudán, Túnez, Argelia y Uganda. Los sectores de mayores costos tributarios para la importación son los de la indumentaria (que llegan al 45,5%), los automóviles (con excepción de los importados al amparo de los acuerdos administrados con países de la región, como Brasil, Uruguay y otros) y los productos lácteos.

El comercio exterior sigue siendo entonces el rubro más presionado por la carga impositiva, probablemente por su rápida, más fácil y sustanciosa recaudación.

Carlos Canta Yoy (Todo Comex)

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...