Los contenedores marítimos son esas grandes cajas metálicas que transportan millones de toneladas de mercancías alrededor del mundo cada año. Líquidos, productos secos, químicos, todo puede enviarse por este medio. Aeler, una empresa estadounidense, ha concebido una alternativa al contenedor marítimo clásico, el Lightweight Unit One, un modelo más liviano, económico en energía y equipado con sensores para monitorear la carga. Recordemos que el transporte marítimo representa el 3,3 % de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (o 796 millones de toneladas de CO2), un número que podría llegar al 15 % para 2050. El «Unit One» podría marcar la diferencia.

Aeler reinventa el contenedor marítimo: Más liviano, fuerte y ecológico

David Baur, co-CEO de Aeler, concibió la idea del Unit One cuando era estudiante de ingeniería en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza. Junto con Naik Londono, fundaron la empresa que ahora comercializa los contenedores que idearon.

A diferencia de los contenedores de transporte convencionales con paredes metálicas corrugadas para mayor resistencia, el «Unit One», que mide 6 m de largo, tiene paredes planas, suaves e aisladas. Está construido con un resistente pero liviano compuesto de fibra de vidrio/resina. El objetivo del contenedor es reducir las emisiones de carbono, pero también proteger y, si es necesario, localizar las cargas en caso de pérdida accidental. Vale la pena recordar que alrededor de 1500 contenedores desaparecen en el mar cada año.

¿Qué otras características distinguen a este contenedor?

El Unit One es más ligero, lo que le permite transportar un 11 % más de mercancías secas que un contenedor común.

También puede llevar un 17 % más de líquido que un contenedor tradicional equipado con un Flexitank, sin superar el peso total permitido.

Además, a diferencia de algunos contenedores, incluso cuando están llenos de líquido, sus paredes no se deforman. El material utilizado para su construcción lo aísla más que un contenedor ordinario, lo que evita que se caliente demasiado al estar expuesto al sol durante el día o que se enfríe demasiado durante la noche. Por lo tanto, ya no es necesario activar con frecuencia los sistemas de calefacción y refrigeración de los contenedores. El material también evita la condensación en el interior, que a veces puede dañar la carga.

¿Un contenedor inteligente?

El «Unit One», al cumplir con las normas de tamaño actuales del sector, puede enviarse junto con contenedores tradicionales utilizando las instalaciones existentes.

Si hablamos de que es inteligente, es porque los clientes pueden verificar el estado de su carga en cualquier momento a través de sensores internos conectados a Internet. Estos sensores controlan la temperatura, la presión atmosférica, la humedad, los impactos, los gases COV (compuestos orgánicos volátiles), la luminosidad, la apertura de puertas y las coordenadas GPS. Todos estos datos se actualizan cada cinco a diez minutos.

Actualmente, ya hay 60 contenedores de este tipo en uso en todo el mundo. Solo necesitas recogerlos en un depósito de la empresa y luego dejarlos en otro más cercano al punto de entrega una vez finalizado el envío. La startup ya ha recaudado 7,5 millones de francos en una primera ronda de financiación y planea realizar una segunda ronda próximamente para expandir su flota de contenedores inteligentes y menos contaminantes.

Más información: www.aeler.com

Fuente: EcoInventos

About Author

Noticias relacionadas