La Fadeeac rechazó la versión de que los costos del transporte tuvieran injerencia en los precios finales de los productos de consumo masivo.

No es correcto que si el flete aumenta 30% se traslade ese incremento de forma directa.

“Los transportistas no somos formadores de precios. Según la distancia y el tipo de producto, la incidencia del flete en el precio final de un producto es de entre dos y cuatro por ciento. No es correcto que si el flete aumenta 30% se traslade ese incremento de forma directa al azúcar, el aceite o la carne”, dijo Roberto Guarnieri, presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).
Ante versiones que responsabilizan de los aumentos en diferentes productos al transporte de cargas, la Federación que nuclea a 43 cámaras de transporte de todo el país (alrededor de 4.000 pymes familiares, en su mayoría) compartió un par de ejemplos prácticos para graficar por qué el sector no es formador de precios.

Aceite mezcla

El costo para transportar 28 toneladas de aceite embotellado para consumo familiar a lo largo de 700 kilómetros, desde una planta productora hasta un centro de distribución, es de 120.000 pesos finales.
Tomando en cuenta una botella de aceite cuyo precio al consumidor es de 250 pesos, el cargamento total tendrá un valor de siete millones de pesos. Sobre el valor de cada botella , el peso del costo de transporte es de 4,29 pesos, lo que equivale a 1,71% del valor final, explicó la Federación.
En el hipotético caso que se produjera un aumento de 20% del precio del combustible, la incidencia del costo por transporte sobre el precio total debería ser de 5,14 pesos, lo que equivaldría a 2,06% del valor final de la botella de aceite.

Salchichas
Para el caso de Salchichas de primera marca, en transporte refrigerado de Buenos Aires a Comodoro Rivadavia, la situación sería similar según la explicación que dio la Fadeeac.
El costo para transportar 28 toneladas de salchichas de primera marca a lo largo de 1.800 kilómetros, desde una planta productora en Buenos Aires hasta un centro de distribución en Comodoro Rivadavia, es de 447.700 pesos finales.
Tomando en cuenta que el kilo de salchichas de primera marca en un supermercado de Comodoro Rivadavia es de 569 pesos para el consumidor final, el cargamento total tendrá un valor de 15.932.000 pesos. Sobre el valor de cada kilo, el peso del costo de transporte es de 15,99 pesos, lo que equivale a 2,81% del valor final.
En el caso de que se produjera un aumento de 20% del precio del combustible, la incidencia del costo por transporte sobre el precio total debería ser de 19,19 pesos, lo que equivaldría a 3,37% del valor final del kilogramo de salchichas frescas.
“Si bien el aumento de costos en la actividad sigue siendo un factor de enorme preocupación para el sector (en 2021 se incrementaron 49% y en el primer trimestre de 2022 el incremento ya acumula 19%), resulta fundamental discriminar responsabilidades y alcance en el traslado de los mismos”, indicó la entidad patronal del autotransporte de cargas.

Fuente: Prensa de Expotrade

Noticias Relacionadas


¿La baja de precios pegó en el ingreso de dólares? El efecto sobre un sector clave


,

La balanza energética de febrero registró un superávit de u$s 558 millones a pesar de la caída interanual de las exportaciones en...


Revista Cargo Report Nro. 158


,

Ya esta disponible en este sitio web la Revista Cargo Report Nro. 158, correspondiente a marzo/abril, donde encontraran importantes...


El FMI mantuvo su proyección para Argentina en 2024: espera una inflación de 150% y una caída de 2,8% del PBI


,

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sus estimaciones para la Argentina y estimó que la economía caerá 2,8% en 2024...