La calificadora de riesgo internacional se mostró más pesimista sobre el crecimiento de la Argentina luego del informe del FMI. Estimó una contracción del PBI en el orden del 1,5% y le puso un número a la inflación para los próximos dos años

La calificadora de riesgo internacional Moody’s cambió sus proyecciones sobre el crecimiento de la Argentina para el 2023, luego del informe del Fondo Monetario Internacional (FMI). En ese sentido, estimó una contracción del PBI en el orden del 1,5% y una inflación del 107% este año y del 100% para 2024.
“El 29 de marzo, el Indec anunció que la actividad económica en enero de 2023 se expandió un 2,9% interanual, poniendo fin a cuatro resultados mensuales negativos consecutivos. A pesar de los resultados de enero, a partir de febrero es probable que la economía comience a sentir los efectos de la severa sequía que afecta al país. Las perspectivas para la producción agrícola se han deteriorado aún más en las últimas semanas, lo que sugiere que la producción agrícola registrará un impacto aún mayor que en la sequía de 2018. Como resultado, Moody’s Investors Service ha cambiado sus proyecciones del PBI real de Argentina a una contracción del 1,5% en 2023 desde una contracción antes prevista del 0,5%, y un repunte del 1,8% en 2024 desde el 1,5% anterior”, expresó el inicio del comunicado.
“El deteriorado de las últimas semanas sugiere un mayor impacto en la producción agrícola que en la sequía de 2018”, agrega.
Los efectos de la sequía no solo se sentirán a través del impacto directo de la oferta, sino también por la pérdida de ingresos por exportaciones en un momento en que las divisas fuertes son cada vez más escasas. “Es probable que esto conduzca a controles de importación más estrictos que afectarán aún más la demanda interna y reducirán la disponibilidad de bienes de capital, intermedios y de consumo”, agregó Moody’s.La calificadora consideró que incluso con controles de importación más estrictos, seguirá aumentando la presión sobre la disponibilidad cada vez menor de reservas líquidas del banco central.“El tipo de cambio paralelo se ha debilitado sustancialmente desde noviembre a medida que la base monetaria continuó expandiéndose a un ritmo rápido con la continua monetización del déficit fiscal. Al respecto, la inflación mensual se aceleró por tercera vez consecutiva en febrero, rompiendo con la disminución gradual del segundo semestre de 2022”.

Sobre el final del informe, en el en el que mantiene a la deuda argentina en bajo nivel de calificación, la agencia se mostró escéptica sobre lo que sucederá en los próximos meses: “A medida que los desequilibrios económicos continúan creciendo, hay poca voluntad política para promulgar medidas de ajuste más allá de políticas fortuitas para salir del paso hasta las elecciones generales de octubre”.

“ Esto sugiere -indica- que el balance de riesgos está sesgado hacia una contracción más profunda, una inflación más alta y una mayor presión sobre las escasas reservas de divisas del Banco Central, lo que complica las perspectivas de ajuste postelectoral y aumenta el riesgo de incumplimiento hacia 2024-25”.

Fuente: Ámbito

Noticias Relacionadas


El BCRA mantiene la racha positiva, pero advierten por la falta de “virtuosismo” en la acumulación de reservas


,

El BCRA acumuló compras por USD14.000 millones desde mediados de diciembre hasta la semana pasada. Analistas destacaron que este récord...


Milei y el desafío de romper con una premisa geométrica


,

Es muy común en política confundir los silencios con aparentes indefiniciones, lo mismo que confundir la demora en decidir...


La agroindustria pide desregulaciones y simplificaciones por u$s 400 millones


,

El CAA planteó un cronograma de eliminación de retenciones y un relevamiento de normas nacionales para desregulación y simplificar que...