Durante la pandemia se generaron avances en el comercio internacional, como la implementación de la logística 4.0; pero también inconvenientes en el transporte marítimo por las demoras en los puertos y la escasez de contenedores. Por otro lado, se revalorizó el accionar de los actores que intervienen en el abastecimiento mundial, entre ellos los agentes de carga internacional, reconocidos en la resolución IATA 813zz.