En febrero se termina el fuerte incentivo de la exención del Impuesto País. Luis Caputo espera colocar unos u$s 5.000 millones, pero dos terminales que iban a utilizar el instrumento se corrieron de la licitación. En el mercado esperan más presión sobre los dólares paralelos

Comienza una semana clave para el dólar. Hasta el 31 de enero, los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal) no pagan impuesto PAIS, un incentivo clave para colocar los cerca de u$s5.000 millones que busca el Gobierno. Hasta el momento, el Banco Central apenas pudo acumular unos u$s1.600 millones muy concentrados en una firma del sector automotriz. La apuesta del equipo económico era que el resto lo cubran otras dos terminales. Pero fuentes del mercado anticiparon a Ámbito que la operatoria sigue sin convencer a los importadores. Alertan por más presión en la brecha cambiaria.
El objetivo del ministro de Economía, Luis Caputo, era colocar unos u$s5.000 millones en esta primera etapa. Ese cálculo parte de la estimación de que solo en el sector automotriz hay registrado un pasivo de al menos u$s5.900 millones. El Banco Central logró ubicar hasta ahora u$s1.600 millones, en su mayoría a Toyota y en el equipo económico esperaban completar ese cupo con el compromiso de otras dos terminales.

El Bopreal no seduce

Pero en la industria y en el mercado anticiparon a Ámbito que en las últimas horas hubo una marcha atrás por parte de las empresas. El instrumento no termina de seducir a los importadores, en primer término porque todas las firmas en cuestión ya contaban con alguna cobertura y en segundo lugar por la negativa de proveedores y casas matrices a tomarlo a cuenta de la deuda comercial.

En el sector automotriz la situación de los insumos es crítica, al punto de que más de una terminal piensa extender el receso por la escasez de piezas. Por lo que la prioridad de las empresas a esta hora es pagar y poner las fábricas en funcionamiento. Hasta el momento, la mayor parte de las empresas elige regularizar la situación con sus proveedores vía Contado con Liquidación.

Para alcanzar el objetivo, el Gobierno deberá entonces seducir a empresas de otros rubros. Aunque según pudo saber este medio, tanto en el sector metalúrgico, alimentos como electrónica ven la misma traba: la dificultad para pagar de esa manera a los proveedores. Esta semana es fundamental porque las suscripciones de Bopreal realizadas hasta el 31 de enero de 2024 están exentas del impuesto PAIS. Es un incentivo grande que dejará de estar vigente.

La cuenta que hacen en el mercado es simple. Menos demanda de Bopreal, si el Gobierno no consigue canalizarla por otra vía, será más demanda en el CCL y por ende, más presión a los dólares paralelos. A pocas semanas de que se empiece a liquidar la cosecha gruesa, siembra interrogantes sobre el futuro del dólar oficial.

Por Andrés Lerner (Ámbito)

Noticias Relacionadas


Dólar: BCRA levanta cepo para comprar MEP a empresas que hayan vendido dólar soja


,

El BCRA levantó una restricción que había establecido la anterior gestión de Gobierno para acceder al dólar MEP El Banco...


Apertura de importaciones: la industria alerta ante sectores afectados por dumping


,

La capacidad instalada bajó a niveles del 2001; pymes advierten que el “golpe” es masivo y aseguran que crece...


El Banco Central concluye la tercera licitación de la Serie 2 del Bopreal


,

Nuevamente la subasta está disponible para todas las empresas que hayan registrado deudas en el Padrón de Deudas Comerciales...