El ritmo de la suba de precios que se experimentó en agosto carcomió la competitividad que se buscaba con la suba del tipo de cambio. Tampoco se logró frenar la demanda de divisas. El poder de erosión de la inflación actual se contrapone al impacto que tuvieron otras devaluaciones, cuyo efecto competitivo duró casi un año. Con dólares escasos las importaciones siguen sin salir y acumulan deudas

La devaluación que el gobierno concretó a horas del golpe electoral que recibió en las primarias del 13 de agosto fue, muy probablemente, una de las peores medidas en lo que va del año. Se dirá que con el diario del lunes es fácil llegar a esa conclusión, pero en la previa había muchos elementos para entender que podía pasar lo que finalmente paso. El pase a precios fue instantáneo, en parte porque las empresas y comerciantes no tienen referencias claras de precios ni de costos de reposición, con lo cual retocaron en pocas horas todos sus precios.

Tampoco se logró contener la demanda de dólares oficiales y el paralelo tocó un techo histórico nominal con la brecha nuevamente llegando al 100%. Todo eso se explica por una simple razón: el Central no tenía reservas, o poder de fuego para calmar la sed de dólares que demandaba el mercado.

Así, todos los efectos “positivos de una devaluación” se licúan en poco tiempo. ¿En cuánto? Los economistas Jorge Vasconcelos y Maximiliano Gutiérrez estiman que sus efectos se desvanecerán en poco más de dos meses.

“La devaluación del 14 de agosto no parece estar consiguiendo ninguno de los objetivos que se persiguen cuando un gobierno implementa una medida de este tipo: fracasó en términos de reducción de la brecha cambiaria, generó una frágil acumulación de reservas (basada en posponer pagos de importaciones) y sí generó una fuerte aceleración de la inflación. El saldo es efímero en términos de sector externo y de agravamiento de las tendencias de deterioro en el frente interno. La inflación entró en el andarivel de los dos dígitos mensuales y el tipo de cambio real estará volviendo al nivel previo a la devaluación en pocas semanas más”, remarcan en un trabajo que divulgaron en las últimas horas.

Y para desmenuzar la “mala praxis” que implicó esta devaluación proponen compararla con la de enero de 2014 que en términos relativos fue similar, al estar en el rango del 18%, cerca del 22% que se experimentó hace menos de un mes.

En ese sentido subrayan que la inflación promedio mensual de 2014 aceleró al 4% en los dos meses siguientes a la devaluación, de modo que el traslado de la devaluación a precios fue 46% en dicho bimestre, para luego desacelerar lentamente a un promedio mensual del 2,2% y terminar agotando la competitividad generada por la devaluación en 11 meses. Y sostienen que ahora se espera que los efectos de la devaluación en términos de “competitividad cambiaria” se estarán agotando en poco más de dos meses.

SIN VERDES PARA IMPO. El miércoles los metalúrgicos cordobeses se reunieron para celebrar el Día de la Industria. En el predio del Museo de la Industria quedó, pese al tono conmemorativo del encuentro, una sensación de sinsabores cuando el presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba, Gustavo del Boca, tomó la palabra.

“El valor agregado de la industria metalúrgica sobre el total manufacturado por la industria de Córdoba perdió 5 puntos de participación en los últimos 20 años. Esto implicó más situaciones que a nadie le gustan: menos productividad, menos ingresos para la provincia y para el país, menos fuente de trabajo y muchos menos más. No se activaron las políticas macroeconómicas necesarias para incentivar el trabajo y el emprendedurismo. De un tiempo a esta parte, no se pensó en un país productivo sino en un país de dádiva”.

Al duro discurso lo escucharon, entre otros, el actual ministro de Industria, Comercio y Minería de Córdoba, Eduardo Accastello. El candidato a intendente de Villa María es uno de los funcionarios que desde hace tiempo hace lobby con el empresariado de Córdoba para que las empresas industriales tengan acceso al mercado libre de cambios para poder comprar dólares y a la vez para que se agilicen las aprobaciones de SIRA, dejando ingresar insumos y bienes de capital, vitales para producir. Poco se ha logrado, pese a las promesas del ministro-candidato, Sergio Massa.

Vasconcelos y Gutiérrez también abordaron este tópico al plantear cómo se está incrementando la deuda por importaciones. Según el análisis de los economistas, la deuda comercial de los importadores (y del Central con estas empresas en cuanto a permitir el acceso a las divisas correspondientes) se habría incrementado sólo en agosto en US$ 2.770 millones, acumulando US$ 10.000 millones en lo que va del año. En base a esas estimaciones, el stock de deuda por importaciones alcanzaría a US$ 41.900 millones, un 84% por encima del stock promedio del período 2017-2021.

“Con vaivenes, entre junio de 2022 y abril de 2023, por cada 100 dólares importados se pagaba entre 80 y 90 dólares, acumulando deudas comerciales a ese ritmo. Es a partir de abril que se inicia un tobogán en este ratio, hasta llegar en agosto a un estimado de sólo 59 dólares pagados por cada 100 dólares importados”, apuntan.

Y sostienen que durante septiembre se calcula que estos compromisos se acumulan a un ritmo de US$ 25 millones diarios. “A pesar de esta mayor liberación de yuanes en las últimas ruedas para financiar importaciones, y habida cuenta que se ha utilizado adicionalmente casi US$ 2.000 millones para el pago de obligaciones con tenedores de bonos y con el propio FMI, solo queda disponible unos US$ 800 millones del primer tramo del Swap. Así, un tema a seguir es la presunta reticencia de China para autorizar la activación del segundo tramo por US$ 5.000 millones, ante las dudas que habría en el país asiático por la situación financiera de nuestro país. En caso de no autorizarse este segundo tramo, este financiamiento de importaciones contará con escaso recorrido”, advierten.

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...