En el marco de la 4° Conferencia Internacional de Semillas y Aceites de Girasol, el secretario de Agricultura reconoció que estudian la posibilidad de agilizar el régimen de importación temporaria de soja. Un nuevo diferencial cambiario no está en discusión

Andrés Lobato
Por Andrés Lobato (Infocampo)

En un escenario delicado para el complejo agroexportador nacional,  a partir de la caída en los rindes de la cosecha gruesa 2022/23, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, descartó la implementación de un nuevo “dólar” soja y adelantó que analizan un paquete de medidas para agilizar la importación de soja.

En el marco de la cuarta Conferencia Internacional de Semillas y Aceites de Girasol, el funcionario dialogó con la prensa y al ser consultado por la posibilidad de un nuevo programa de impulso a las exportaciones, negó tal posibilidad.

No es un pedido del sector, es una medida que tiene que ver mas con lo macroeconómico que con lo productivo”, sostuvo.

Bahillo señaló que si bien las retenciones a la soja no se tocarán, expresó que el Gobierno nacional trabaja para poner en marcha “un programa de incentivo a las exportaciones para agro y economías regionales”.

Y agregó: “Seguramente habrán nuevos programas, nuevas medidas y nuevas formas de asistir para facilitar el acceso al crédito y cuestiones impositivas”

IMPORTACIONES TEMPORARIAS DE SOJA

Además de la caída en las estimaciones productivas de soja y maíz, también preocupa el faltante de materia prima que sufrirá el complejo sojero.

Sobre este tema, el secretario de Agricultura reconoció a Infocampo que siguen este tema “con atención y algo de preocupación, tratando de tomar decisiones y generar condiciones para la industria”. El objetivo será reforzar y facilitar el régimen de importaciones temporarias del poroto.

Con respecto a esta última cuestión, adelantó que analizan medidas para agilizar el ingreso de soja para las terminales portuarias. “Hemos hablado con la industria y se va a fortalecer lo que es la importación de la región, con algún régimen que permita facilitar la importación, la elaboración y su posterior producción”, sostuvo.

En este punto, señaló: “Nuestras plantas están con una capacidad ociosa elevada, eso sube costos fijos y eleva la rentabilidad del sector. En la medida que podamos generar condiciones para facilitar la importación transitoria de soja y utilizar mayor capacidad instalada se bajan costos y se generan mejores condiciones para el negocio”.

Bahillo expresó que por el momento, no se definieron los volúmenes de importación. “El sector está  planteando tener abastecimiento de países limítrofes y  generar algún marco normativo que le facilite esa importación”, concluyó.

Noticias Relacionadas


Es necesario restablecer la credibilidad del Mercosur lo antes posible


,

Cuál es el camino que podría trazarse para que el bloque esté a la altura de una compleja globalización;...


Estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos


,

Bajo la premisa “Conectando mercados: estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos” se realizó la segunda edición de...


¿Qué depara el futuro para la figura del OEA?


,

En los próximos años, el futuro del OEA se vislumbra prometedor y desafiante a la vez, con varios factores...