El ministro de Economía, Sergio Massa, dio algunas definiciones para las empresas en el marco de un diálogo que mantuvo con el CEO de Tecnhint, Paolo Roca, en el XXI Seminario ProPymes, que organizó la empresa en La Rural este jueves. Los adelantos estuvieron referidos principalmente a importaciones, crédito, política cambiaria e inversiones.

El primer punto que mencionó la posibilidad de incrementar por hasta el 10 por ciento el cupo que actualmente tienen para importar las compañías. Por otro lado, adelantó que el Gobierno subsidiará 30 puntos la tasa de créditos por $1,2 millones a las Pymes que contribuyan al desarrollo de exportaciones. Y, finalmente, dejó abierta la posibilidad de implementar más tipos de cambio diferenciados para distintos sectores de la economía.

En su diálogo con el CEO de Techint, Massa aseguró que su objetivo es que, “en 2023, la discusión sobre cómo seguir hacia adelante se dé en el marco de la construcción del país y no de la destrucción del otro”. En este sentido, celebró la aprobación del Presupuesto por parte del Congreso como un primer paso y destacó que la Argentina no debe manejarse en términos dicotómicos. “No hay que pensar en pymes o grandes empresas o ciudades o campo”, enfatizó. Y llamó a formar consenso y mirar para adelante a mediano plazo con un objetivo compartido.

Massa afirmó que “está cambiando el mundo” y que, en los próximos 20 años, una disputa va a ser la cuestión de la seguridad alimentaria, otra la economía del conocimiento, también, la variable energética y el impacto de los minerales, como le litio, en la evolución tecnológica. Y consideró que Argentina tiene muchas oportunidades en este contexto.

“Argentina con Brasil concentran el 22 por ciento de la producción de proteínas del mundo, por lo que, en materia de alimentos, hay una gran oportunidad en la generación de valor agregado que deben acompañar políticas de Estado”, sostuvo al respecto. En ese sentido destacó la importancia de empujar las leyes de biotecnología y nano conocimiento, ya que resaltó que el conocimiento, la inversión y el desarrollo son esenciales para generar valor agregado.

A nivel energía, en tanto, Massa sostuvo que la Argentina es un gran jugador, pero enfatizó que la falencia que tiene aún es que el recurso debe ser puesto a disposición de los argentinos y del mundo con exportaciones. “Para ello, la infraestructura ese esencial”, resaltó.

Y, en ese sentido, apuntó que este miércoles se llevó adelante el mejor proceso licitador de la historia del Plan Gas, con un 93 por ciento más de volumen de oferta que preveían. Así, vaticinó que, en 2023, habrá un 40 por ciento más de inversiones en Vaca Muerta que este año.

El ministro aseguró que un gran factor para avanzar en este sentido, según su visión, será el desarrollo tecnológico. En pos de ese objetivo, se invertirán u$s400 millones el año que viene en el Gasoducto Néstor Kirchner y el Gobierno enviará al Congreso la Ley de GNL y la de Hidrógeno en breve.

Gracias al desarrollo de la energía y de otros sectores como el de la economía del conocimiento, Massa espera lograr cumplir los objetivos de acumulación de reservas, déficit fiscal y crecimiento previstos para 2023.

“Hace cinco meses estábamos con un grave problema de reservas y tuvimos que comenzar a usar el swap. Esto fue producto de que u$s5.200 millones le costó la guerra entre Rusia y Ucrania a la Argentina. La disputa de poder entre los países centrales del mundo la pagamos primero en el sur sin ser parte en la discusión”, dijo Y destacó que el objetivo es terminar el año con más de u$s7000 millones disponibles de reservas en el Banco Central (Bcra).

Este año, el objetivo de acumulación se logrará, principalmente, gracias a la implantación de un tipo de cambio diferenciado para el sector sojero. El ministro defendió la implementación del dólar soja al aclarar que “no son tipos de cambio, sino un régimen de promoción” y no descartó que puedan venir nuevos programas de ese tipo hacia adelante. “Más allá de las críticas, seguiremos incentivando a programa que necesitan competitividad”, aseguró.

Cupo importador y objetivos
Por otro lado, mencionó que, respecto del 2022, el volumen promedio de importaciones puede crecer entre 7 y 11 por ciento el año próximo. “Por espejo de 2022, no van a tener problemas con las aprobaciones de importaciones de un 10 por ciento por encima de las de este año”, adelantó.

Asimismo, Massa destacó que el Gobierno se plantea un proyecto de desarrollo que tiene como pilares centrales el orden fiscal, la acumulación de reservas y el crecimiento. “Vamos a cerrar el año con 2,5 de déficit”, reafirmó. Y anticipó un crecimiento cercano al cinco por ciento del PBI a la vez que se comprometió una vez más a mantener el objetivo de bajar la inflación al 60 por ciento en 2023.

“Tenemos que recorrer un camino de desarrollo con inclusión. Los países que se desarrollan lo hacen porque internacionalizan sus compañías”, apuntó Massa. Y afirmó, en ese sentido, que “Argentina necesita 30 o 40 ejemplos como Arcor o Techint porque dan la posibilidad a todo el ecosistema” de pequeñas y medianas empresas.

Fuente: AIM Digital

Noticias relacionadas


Reactivan convenio de transporte fronterizo entre Argentina y Paraguay.


,

Los Gobiernos de Argentina y Paraguay,  luego de 51 años, reactivaron el convenio de Transporte Fluvial Transversal Fronterizo de Pasajeros, Vehículos y Cargas. Dicho...


Importaciones: 15 cámaras empresarias piden reunión urgente por SIRAS y fletes


,

Las principales cámaras empresarias tuvieron un encuentro por primera vez en el año. Máxima preocupación por plazos de importaciones a 365 días y dificultades...


Importaciones con yuanes, el impacto en el swap y el encuentro clave de Sergio Massa con Dilma Rousseff


,

Cuánto del swap se usó para el pago de importaciones, la negociación del FMI y el mensaje de Máximo Kirchner y la reunión con...