Importadores de diversos sectores vienen observando que “está caído” desde hace varios días el sistema que permite a los bancos validar en ante la AFIP las órdenes de pago de importaciones

Las importaciones de productos finales, pero también de insumos y bienes intermedios, venía muy trabado en los últimos dos meses por el freno de mano puesto en el sistema de autorización llamado como Sistema Ide Importaciones de la República Argentina (SIRA) pero desde la última semana literalmente está paralizado.

Es que la AFIP tiene cortado el sistema de validación de importaciones con los bancos, por lo que no hay posibilidades de avanzar en la aprobación de las operaciones a través del SIRASE (Sistema de Importaciones de la República Argentina y Pagos de Servicios al Exterior).

De esta manera, está virtualmente paralizado cualquier sistema de liquidación de importaciones. Es que luego de aprobada la SIRA, que también tiene importantes demoras, finalmente la operación la debe liquidar el banco donde tiene su cuenta el importador.

Cuando el banco entra al sistema para transferir el monto al banco del exterior a través del sistema SWIFT, el sistema en la AFIP está caído y es imposible operar. Esto está así desde la semana pasada.

La medida se habría tomado en momentos de gran volatilidad cambiaria, previo a las elecciones del domingo pasado, cuando el dólar en el mercado paralelo trepó desde $800 a $1150, generando gran tensión entre los inversores, empresarios y ciudadanos de a pie.

Con el acuerdo de la semana pasada para ampliar el swap con China por 47.000 millones de yuanes, unos US$ 6500 millones, el mercado, de alguna manera, descontó que el Banco Central recuperaba “poder de fuego”, por lo que se llegó a los comicios con el dólar quieto, en niveles muy altos, pero ayudado por un virtual feriado cambiario debido a los operativos de la AFIP en las cuevas de la City porteña.

Actividad en riesgo

Como fuere, está claro que esta restricción y virtual paralización del sistema de pagos de operaciones de comercio exterior, no puede sostenerse en el tiempo, porque paraliza totalmente la economía. Esencialmente, porque hay insumos críticos para el funcionamiento de las diferentes industrias, e incluso insumos médicos para pacientes en riesgo u otras importantes vitales.

Además, independientemente de que haya mayor o menor liquidación de divisas y de cómo regule el grifo de salida el Banco Central, lo cierto es que no se puede cerrar todo el sistema.

“Está todo virtualmente paralizado el tema importaciones y las pocas operaciones que te autorizan, te las permiten pagar a los 180 días. Incluso sé de algunos casos que se podrían pagar ahora y las están “reprogramando”, aseguró una fuente de una empresa de consumo masivo.

Este lunes el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció una extensión a todos los bienes de la modalidad de liquidación del 25% de las importaciones al Contado con Liqui, lo que supone un tipo de cambio promedio de $529, en lugar de los $350 que marca el tipo de cambio mayorista.

Fuente: MDZ Online

Noticias Relacionadas


Es necesario restablecer la credibilidad del Mercosur lo antes posible


,

Cuál es el camino que podría trazarse para que el bloque esté a la altura de una compleja globalización;...


Estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos


,

Bajo la premisa “Conectando mercados: estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos” se realizó la segunda edición de...


¿Qué depara el futuro para la figura del OEA?


,

En los próximos años, el futuro del OEA se vislumbra prometedor y desafiante a la vez, con varios factores...