Entre enero y febrero las empresas agroexportadoras aportaron al mercado de cambios local apenas u$s1.573 millones

El ingreso de divisas de febrero concluyó tal como lo había anticipado Ámbito, muy por debajo de los u$s700 millones. Concretamente las empresas agroexportadoras liquidaron u$s644,9 millones, lo que representa el menor valor desde el 2004 y junto a lo acontecido en enero pasado cuando el campo liquidó u$s928 millones, el primer bimestre de este 2023 podrá ser recordado como el de menor disponibilidad de dólares de los últimos 19 años.

Las proyecciones más alentadoras detallaban que en marzo podrían ingresar más de u$s2.000 millones en divisas por parte del sector agroexportador, pero esos cálculos ya quedaron desactualizados teniendo en cuenta que el grueso de los dólares de la soja comenzarían a ingresar recién entre fines de abril y comienzos de mayo.Hacia adelante en el sector también se presenta un futuro más que incierto ya que la menor producción de soja generaría la necesidad de importar más grano de países limítrofes para abastecer a la industria de molienda. Las primeras proyecciones adelantan que este año Argentina tendría que importar al menos 10 millones de toneladas, complicando así aún más a la balanza comercial.

Lógicamente la industria del crushing buscará mantener sus niveles de producción históricos para cumplir con sus clientes y no perder su posición competitiva en los mercados internacionales, pero ese escenario indefectiblemente complicará la balanza comercial argentina. El antecedente más próximo a esta situación es el ciclo abril 2018/marzo 2019 cuando se importaron 7,2 millones de toneladas y para este año el USDA ya está anticipando que se deberían comprar del exterior unas 6,2 millones de toneladas, volumen que ya quedó desactualizado con las nuevas mermas productivas.

Otra cuestión clave generada de la sequía es que la falta de precipitaciones también complicar a la industria semillera, un sector pujante y también generador de divisas.

En definitiva, por lo pronto, se estima que este año el recorte en el ingreso de divisas, solo contemplando los complejos agroexportadoras de granos y subproductos puede reducirse en entre u$s10.000 y u$s18.000 millones, respecto al récord de 2022 cuando el campo aportó u$s40.000 millones.

Noticias Relacionadas


El BCRA mantiene la racha positiva, pero advierten por la falta de “virtuosismo” en la acumulación de reservas


,

El BCRA acumuló compras por USD14.000 millones desde mediados de diciembre hasta la semana pasada. Analistas destacaron que este récord...


Milei y el desafío de romper con una premisa geométrica


,

Es muy común en política confundir los silencios con aparentes indefiniciones, lo mismo que confundir la demora en decidir...


La agroindustria pide desregulaciones y simplificaciones por u$s 400 millones


,

El CAA planteó un cronograma de eliminación de retenciones y un relevamiento de normas nacionales para desregulación y simplificar que...