Los privados dejaron algunas iniciativas para facilitar el venta de divisas para la compra de insumos. El funcionario estuvo con la UIA, la CAME y la CGERA

El ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, inició su agenda pública en contacto directo con sectores industriales. De allí se llevó algunas propuestas para poder administrar los escasos dólares que tiene el Banco Central para agilizar la importación de insumos y bienes que sirven para mantener la actividad del sector fabril. Estuvo con la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

En días previos, el flamante funcionario había anticipado que en Argentina “no hay cepo” sino una “administración inteligente” de las divisas que genera el comercio exterior y que, de algún modo, su gestión va a seguir por esa vía.
Ante los empresarios de la UIA, que lo recibieron en el marco de la reunión de Comité Ejecutivo, el ex embajador en Brasil dijo que “la industria tiene las soluciones que el país necesita” y señaló: “Conozco las dificultades que enfrentamos y quiero que las encaremos juntos”.Scioli fue recibido por el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja, quien le entregó una copia del Libro Blanco de la central fabril, que incluye propuestas de políticas económicas “industrialistas”. “Argentina debe transformar la recuperación en crecimiento, y para eso necesitamos consensuar una agenda que ponga en valor los activos industriales y dé respuestas a las dificultades que se presentan en materia productiva”, indicó Funes de Rioja. La agenda de la UIA incluye la cuestión energética, el problema de acceso al gasoil e el interior, y el acceso a divisas para la importación de insumos.

Las entidades pymes también le presentaron al nuevo ministro sus propuestas. Scioli se acercó hasta la sede de la CGERA y allí la entidad que conduce Marcelo Fernández le propuso un esquema de administración de importaciones que estaría bajo análisis del secretario de Industria, Ariel Schale. La idea consiste en que cada 30 días las pymes que necesiten importar insumos o materias primas que no se produzcan en el país presenten una declaración jurada. El monto de la importación no debería superar el 25 % de la facturación mensual. La entidad señaló en la reunión que este mecanismo dará certidumbre en materia de importaciones al sector industrial sobre las divisas que requiere.

Por otro lado, el ministro visitó la CAME, donde fue recibido por el titular Alfredo González. El empresario calificó de muy positivo el encuentro con Scioli con quien vienen trabajando en materia de comercio exterior, en su anterior función de embajador en Brasil.

“La resolución del Banco Central nos perjudica mucho”, señaló Gonzáles a Ámbito al referirse a los topes fijados para la autorización de operaciones de importación. El techo es del 5% de la facturación del año pasado y del 70% de las del 2020. “Se nos hace inviable”, dijo el empresario. González confió en que en negociaciones con Schale se podría flexibilizar ese límite. El titular de la CAME dijo que “el Estado tiene nuestro CUITs y sabe lo que facturamos”, con lo cual cree que se podría instrumentar un mecanismo más ágil para el acceso a divisas.

Noticias Relacionadas


La Argentina es el país con mayor carga tributaria sobre las empresas exportadoras


,

Las exportaciones argentinas (de bienes y servicios), en 2023, sumaron US$83.359 millones (hubo déficit en las balanzas por US$9215...


Las 5 medidas que tomó el BCRA en el sistema financiero: dólar, tasas, reservas e importaciones


,

El Banco Central tomó 5 medidas con impacto en el sistema financiero, que modifica distintos aspectos vinculados al dólar,...


Las asimetrías en acuerdos comerciales


,

Introducción El tema que aborda este trabajo, desde la metodología de la observación documental y el marco teórico relacionado...