Un reciente informe de la Dirección General de Aduanas demostró que las solicitudes de SIRAs (en yuanes) para importaciones desde China aumentaron 748%. Por qué beneficia al Banco Central este esquema de operaciones

El Gobierno afronta un problema de reservas. El faltante de dólares muchas veces complica la situación de importadores, que deben recurrir a esa divisa para pagar las operaciones.

Sin embargo, en un relevamiento de la Aduana, se pudo verificar que este tipo de operaciones de importación de productos desde China, progresivamente han dejado de lado el dólar para que el yuan gane terreno.

Según las autoridades, es algo sumamente positivo para las reservas del Banco Central (BCRA) porque se activa el uso del swap con China, bajando la demanda de dólares.

Por un lado, las inspecciones de la Dirección General de Aduanas apuntan a las maniobras de sobrefacturación de importaciones que algunas empresas realizan para hacerse de dólares en el exterior.

Comercio: el yuan gana cada día más terreno

Al mismo tiempo, también se analiza si el objetivo de la refacturación desde Uruguay es evitar el pago al exterior con yuanes —cosa que sería lógica si los pagos fueran a China en forma directa— para así poder acceder a dólares.

El dato es contundente: desde que estas inspecciones se pusieron en marcha, se multiplicó casi 8 veces la utilización de SIRAs en yuanes para el pago de importaciones de mercadería desde China.

En efecto, sólo en lo que va de abril, se autorizaron SIRAs en yuanes por el equivalente a u$s217 millones, contra los u$s29 millones de enero, lo que arrojó un aumento del del 748%.

El caso de las triangulaciones vía Europa

En lo que va del año 2023, se analizaron 4.803 destinaciones por u$s287.781.648 de importaciones de mercadería fabricada en China y refacturada desde países europeos.

Solo 3 países concentran el 60% de las operaciones trianguladas por u$s172 millones: las principales importaciones son bienes de capital (maquinarias y fábricas llave en mano) y las empresas analizadas son, principalmente, del sector farmacéutico, petrolero, telecomunicaciones y automotriz.

Cabe destacar, ninguno de los productos originarios de China recibió un valor agregado comprobable en Europa: todas fueron meramente operaciones de refacturación, ya que el manifiesto aduanero marca que la mercadería fue embarcada directamente de China a Argentina.

Fuente: Ámbito Financiero

Noticias Relacionadas


El BCRA mantiene la racha positiva, pero advierten por la falta de “virtuosismo” en la acumulación de reservas


,

El BCRA acumuló compras por USD14.000 millones desde mediados de diciembre hasta la semana pasada. Analistas destacaron que este récord...


Milei y el desafío de romper con una premisa geométrica


,

Es muy común en política confundir los silencios con aparentes indefiniciones, lo mismo que confundir la demora en decidir...


La agroindustria pide desregulaciones y simplificaciones por u$s 400 millones


,

El CAA planteó un cronograma de eliminación de retenciones y un relevamiento de normas nacionales para desregulación y simplificar que...