Aun con un nivel de importaciones récord la actividad agroindustrial alcanzó el peor registro de capacidad ociosa en 19 años. El escenario que viene

A contramano del impulso que mostró en el ciclo anterior, el derrumbe productivo por la sequía que bajó de 42 millones de toneladas (Mt) en el ciclo 2021/22 a apenas 20 millones en el siguientedesafió a la industria aceitera argentina que cerrará el año con la producción más baja de los últimos 19 años.

Sin embargo, las 5 Mt cosechadas este año, 1 Mt más, apenas pueden compensar levemente la fuerte caída de la soja.

Con este panorama, el procesamiento de oleaginosas se acercar a las 30,5 Mt en este 2023, lo que refleja una baja del 27% comparando con el 2022.

Por eso, los técnicos coinciden en la situación crítica que dejará a la industria con más de la mitad de su capacidad productiva inactiva:  “la industria aceitera alcanzará este año la mayor capacidad ociosa de su historia, y su nivel de actividad más bajo en 19 años“, describieron los economistas Guido D’AngeloFranco Ramseyer y Emilce Terré.

En la misma línea, el Monitor Agroindustrial publicado por la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), indicó que en el primer semestre del año la industria procesó 14,9 millones de toneladas, el menor volumen de los últimos 12 años.

El peso de las importaciones

El otro “hito” que se destaca es el récord de importaciones de soja que se nacionalizaron este año para ser procesadas y volver a exportarSe espera que el volumen se triplique hasta totalizar los 10 Mt en 2023. “Gracias a ello que la caída productiva de la soja es del 52% pero el recorte del procesamiento es del 27%”, señaló el informe.

Lo que viene

Según las últimas proyecciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la nueva campaña ingresará u$s 12.000 millones más, sin embargo, frente a algunos pronósticos adversos los especialistas comenzaron a hacer descuentos.

Aunque el ánimo de sembrar y mejorar el caótico escenario que dejó el 2023 sigue en pie, la entidad advirtió que de los 20 milímetros necesarios para sostener el cultivo de trigo, las precipitaciones sólo aportaron la mitad.

Em cambio, para la soja las perspectivas no empeoraron. El Banco Central Europeo (BCE) alertó recientemente que “El Niño”, podría encarecer los precios de los alimentos hasta un 9% si se desarrolla de manera fuerte durante los meses restantes de 2023.

Noticias Relacionadas


Es necesario restablecer la credibilidad del Mercosur lo antes posible


,

Cuál es el camino que podría trazarse para que el bloque esté a la altura de una compleja globalización;...


Estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos


,

Bajo la premisa “Conectando mercados: estrategias para potenciar el comercio entre Argentina y Estados Unidos” se realizó la segunda edición de...


¿Qué depara el futuro para la figura del OEA?


,

En los próximos años, el futuro del OEA se vislumbra prometedor y desafiante a la vez, con varios factores...