Las últimas disposiciones oficiales sobre tasas de interés y acceso al mercado de divisas siguen generando ruidos en el campo. Los industriales aceiteros advirtieron que perjudican a la cadena de valor de la oleaginosa

Las últimas disposiciones del Banco Central en relación a la tasa de interés para el sector agropecuario y las limitaciones para la compra de dólares generaron malestar tanto en el sector productivo como en el complejo agroexportador.

Ante esta situación y luego de anuncios y correcciones por parte de la entidad monetaria, el ministro de Economía Sergio Massa y el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, el Gobierno ratificó cómo seguirán estas medidas. En conferencia de prensa, el titular de la cartera agropecuaria primero reconoció que en la última reunión con el campo, los gremialistas reclamaron sobre la suba en la tasa de interés.

“La Mesa de Enlace nos reclamó y le pedimos que lo ingresen por escrito a la Secretaria”, señaló. Y agregó: “Vamos a trabajar con funcionarios de Economía, para hacer llegar nuestra solicitud al Banco Central”. En este punto, el funcionario sostuvo que apuntan a que el sector cuente con “líneas de financiamiento atractivas”, que les permita sostener su actividad.

QUE PASARÁ CON EL “DOLAR SOJA”

Con respecto al “dólar soja” y las limitaciones para el acceso al mercado cambiario, Bahillo –con el respaldo del ministro Massa– ratificó su postura, que expresó ayer en las redes sociales. “Vamos a trabajar más allá de los ruidos transitorios que puede haber habido, para que este programa se pueda seguir desarrollando”.

De acuerdo a los últimos cálculos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, desde el inicio del programa, se comercializaron 9,5 millones de toneladas de poroto. El secretario también adelantó parte de la agenda de trabajo que están analizando: “Estamos pensando políticas de incentivo y producción para los pequeños productores en la próxima campaña y serán anunciadas oportunamente”.

LA POSTURA DE LOS EXPORTADORES

El complejo agroexportador advirtió que las últimas resoluciones del Banco Central, además de afectar a cooperativas acopiadores y productores, “es “perjudicial para toda la cadena de la soja”.

En declaraciones periodísticas, Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), sostuvo que las medidas oficiales tendrán un efecto negativo sobre el flujo de venta de granos.

“Los exportadores están excluidos de operar sobre el dólar financiero desde hace dos años, no tiene un efecto directo sobre las exportaciones”, remarcó. Pero señaló que sí tendrá un impacto sobre las empresas agrícolas, que representan un volumen significativo de la operatoria comercial.

Fuente: Infocampo

Noticias Relacionadas


Por un desplome en las importaciones, el superávit comercial superó los u$s2.000 millones en marzo


,

Este saldo positivo se explica por el desplome de las importaciones en más de un 36% interanual y un...


Cómo brindar buenas respuestas a un mundo cada vez más convulsionado


,

El intercambio comercial en el hemisferio norte evidencia serios problemas de continuidad y promete, por lo que la geopolítica...


Aerolíneas latinoamericanas registran crecimiento del 13.7% en carga aérea


,

Carga aérea | La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó los datos correspondientes a los mercados mundiales de carga aérea...