Existe un tema fundamental a discutir con la Unión Europea (UE) en las negociaciones para concretar el tan largo y esperado acuerdo con el Mercosur. Nos referimos al tema de los permisos de pesca otorgados por los usurpadores de las Islas Malvinas. El principal país beneficiado por esos permisos es… España, supuestamente un amigo del gobierno argentino. Es que cuando negocios de por medio la amistad deja de ser importante.

El presidente de Brasil partió el 20 de junio rumbo a Italia y Francia para discutir sobre el posible Acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea. La situación ha aumentado siempre la confrontación entre ambos bloques por acción de los europeos. El entendimiento firmado en 2019 no ha sido todavía aprobado y ratificado por los temores de los europeos acerca (dicen) de las políticas medioambientales de Brasil.

Pero, algo ha cambiado en la actitud europea. Especialmente porque se ha atenuado o pasado a segundo plano su supuesta defensa ambiental, especialmente en la Amazonia brasilera, cuando gobernaba Brasil el señor Bolsonaro. Ahora, con el nuevo presidente, la dureza de esa oposición se ha atenuado. Cosas de la política, seguramente. A lo que suma la preocupación por la creciente injerencia de China en el continente y el probable acuerdo del Mercosur con Singapur que incrementaría las relaciones de nuestro Cono Sur con los países del Sudeste asiático y su capacidad de generar inversiones a la vez que su importancia tecnología.

Después de la crisis por el suministro de gas ruso a Europa debido a la guerra en Ucrania, los ojos europeos han girado a América Latina y a sus fuentes energéticas. Vaca Muerta, en la Argentina, y sus enormes posibilidades futuras, no pasa inadvertida en el resto del mundo.

Al mismo sería muy oportuno que la Argentina y el Mercosur plantearan, a su vez, la situación de la captura de calamares en los alrededores de las islas Malvinas y del Mar Argentino. Las autoridades isleñas conceden permisos de pesca abusiva por parte de embarcaciones europeas a las cuales la UE no les cobra por ejemplo el 6% de arancel, a pesar de que el Reino Unido ya no forma parte de la UE. Esta exoneración ya estaba vigente antes del Brexit. El 20% de los calamares que se consumen en toda Europa, principalmente en Francia, proviene de los permisos de pesca malvinenses. Existen muchas empresas mixtas entre españoles y malvinenses. Nada más que en la primera parte de la zafra 2023 los españoles han capturado 53.500 toneladas de calamar. La segunda campaña del año probablemente tenga cifras similares. El año pasado los pesqueros españoles capturaron 101.000 toneladas de calamar y pescados. Los permisos representan el 60% de los ingresos de las islas siendo así la actividad económicamente más importante.

El gobierno argentino no ha actuado hasta ahora con firmeza para defender sus derechos y lograr un acuerdo sobre este tema con la UE y con España en particular. Podría ahora hacerlo al negociar el Acuerdo con la UE. Es el momento propicio.

Carlos Canta Yoy (Todocomex)

Noticias Relacionadas


Rosario vuelve a conectarse vía aérea con San Martín de los Andes


,

Las frecuencias comenzarán a funcionar conectando ambos destinos tres veces a la semana inicialmente durante julio y agosto Además,...


Balanza comercial: estiman que Argentina tendrá superávit de u$s16.000 millones en 2024


,

Desde que comenzó el año, la balanza comercial fue superavitaria lo que le permitió al Banco Central más de...


El BCRA completó la licitación de los bonos para pago de deudas y giro de dividendos


,

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) completó en su novena licitación la totalidad de los 3000 millones...