Será a partir de la fusión de las Secretarías de Comercio Interior y Exterior, según la decisión de Sergio Massa

Matías Tombolini, el flamante secretario de Comercio designado por la gestión de Sergio Massa, tendrá a su cargo una tarea por demás sensible para la actividad económica: la autorización de las importaciones.

Según explicó el mismo Massa en las redes sociales, “se unifica el manejo del Comercio interior y exterior, con el objetivo de darle orden a la mesa de los argentinos y recuperar un sistema de precios adecuado que permita volver a saber cuánto valen las cosas”.

Dentro del área del Comercio Exterior, la autorización del ingreso de mercaderia desde el exterior está prevista en el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), que fue implementado por una resolución conjunta de la AFIP y de la secretaría de Comercio (4185/2018).

Cuando se implementó el sistema, el objetivo fue hacer más sencillo y transparente el procedimiento administrativo para monitorear las importaciones y al mismo tiempo, garantizar que se cumplan las regulaciones de seguridad que requieren los productos importados.

Ahora, según el nuevo organigrama a implementarse en Economia, el economista del Frente Renovador se hará cargo de este eslabón clave dentro del ministerio de Economía. En especial, en los últimos tiempos, cuando la escasez de dólares en las arcas del Banco Central obliga al Gobierno a limitar la salida de divisas a través de las importaciones y a endurecer los controles.

Estas restricciones produjeron inconvenientes para importar insumos en varias ramas de la industria, especialmente en la automotriz, la electrónica y la indumentaria ya que estos sectores fueron agotando sus stocks para producir. Esta situación implica recurrentes reuniones entre funcionarios y empresarios en las que los industriales piden una mayor flexibilidad a la hora de importar las materias primas que necesitan. Se estima que el 80% de las importaciones son insumos para la producción.

En junio, después de la salida de Matías Kulfas del ministerio de Producción y cuando Daniel Scioli fue designado para controlar el área, la vicepresidenta Cristina Kirchner denunció un “festival de importaciones”, al hacer referencia al escaso control sobre el accionar de las empresas.

Según los datos informados por el INDEC en junio, las importaciones, sumaron US$ 8.547 millones y las exportaciones alcanzaron US$ 8.432 millones. Ambas registraron máximos históricos.

El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) aumentó 31,4% en relación con igual mes del año anterior, y alcanzó un nivel récord de US$ 16.979 millones y la balanza comercial registró un déficit de US$ 115 millones.

NE

Noticias Relacionadas


El BCRA mantiene la racha positiva, pero advierten por la falta de “virtuosismo” en la acumulación de reservas


,

El BCRA acumuló compras por USD14.000 millones desde mediados de diciembre hasta la semana pasada. Analistas destacaron que este récord...


Milei y el desafío de romper con una premisa geométrica


,

Es muy común en política confundir los silencios con aparentes indefiniciones, lo mismo que confundir la demora en decidir...


La agroindustria pide desregulaciones y simplificaciones por u$s 400 millones


,

El CAA planteó un cronograma de eliminación de retenciones y un relevamiento de normas nacionales para desregulación y simplificar que...