El Gobierno vuelca u$s 1000 millones para evitar la presión cambiaria en medio de los reclamos por importaciones atrasadas. La evaluación oficial sobre las necesidades para el sector productivo

El Gobierno puso en marcha una recompra de bonos para evitar mayor presión cambiaria y mejorar el perfil de deuda que implicó destinar u$s 1000 millones de lo que se ahorra por compras de energía al mercado financiero. La medida generó preocupación, en voz baja, de los sectores productivos, que siguen apuntando a la acumulación de pedidos en el sistema de importación SIRA. Incluso los aplaudidores seriales de las medidas oficiales optaron por el silencio.

Para el titular de Aduana, Guillermo Michel, hay sectores que buscan sobre-stockearse aunque “no se puede decir que sea generalizado”. De todas formas, el funcionario, que es mano derecha de Sergio Massa, aseguró que “hay dólares para las importaciones”.

El gobierno cumplió con la meta de acumulación de reservas netas en 2022 con casi u$s 5100 millones, ayudado por 5 factores, según detalló la consultora Equilibra: el recorte de meta desde u$s 5.800 millones originales; los bajos vencimientos de deuda post-reestructuración; el crédito multilateral tras destrabar los préstamos del BID; una deuda comercial récord por importaciones; y el “dólar soja”.

LAS FUENTES DE DÓLARES PARA 2023

La disponibilidad de divisas para importar será determinante en 2023. Este año habrá que acumular reservas por u$s 4300 millones con el FMI, sostiene Equilibra. Pero los desembolsos del FMI serán negativos en u$s 1400 millones según Ecolatina.

Con un ingreso de divisas menor al de 2022 en al menos u$s 10.000 millones, el Gobierno apuesta a compensar con el swap con China y negocia también asistencia con Brasil, tanto por la vía del swap como de financiamiento del banco de desarrollo BNDES, junto con créditos del BID, CAF y Banco Mundial.

Para la deuda comercial, los economistas de Equilibra estiman que “hay poco margen para que el stock siga aumentando” y esperan que se estabilice.

Por otra parte, de la mano de la recompra, indicaron que podría ponerse en marcha un REPO si la mejora en las condiciones financieras hace que las ofertas que se acercaron hasta ahora tengan tasas más atractivas.

LOS APREMIOS DE LA INDUSTRIA Y EL SIRA

Para la industria, en tanto, “la escasez de algunos insumos para la producción” genera “desafíos” para los próximos meses, “situación que se viene registrando desde hace varios meses como consecuencia de las restricciones a las importaciones“, según el último informe de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Sin embargo, desde la Aduana aseguraron que el diálogo con la UIA es permanente y después de que se conociera ese informe, “sólo se detalló un caso”, según indicaron colaboradores de Michel.

Las empresas también siguen de cerca la inflación y la suba de costos que, pese a la desaceleración de los últimos meses, sigue en niveles elevados, según los industriales. Todo generó menores expectativas entre las empresas.

Sólo un 28% de las empresas relevadas por la UIA esperan que su situación económica se encuentre mejor en los próximos meses, donde la macro y las restricciones de oferta de insumos dominarán el panorama.

Noticias Relacionadas


El Gobierno prepara apertura gradual del cepo con prioridad para importadores


,

Hacia el segundo semestre, busca unificar el tipo de cambio y flexibilizar las condiciones económicas, mientras mantiene el impuesto...


Gracias a Vaca Muerta el país ahorró una millonada de dólares en importaciones


,

La compra al exterior de combustibles y lubricantes se desplomó 67% en el primer trimestre a la vez que...


LOGÍSTICA: Se reactiva la demanda de inmuebles logísticos


,

El repunte del mercado en el en el AMBA llega tras la incertidumbre electoral que afectó los períodos anteriores....