Tras el shock por la devaluación, el nuevo tributo que afecta a las importaciones recargó los precios mayoristas; el encarecimiento de insumos se reflejará en las góndolas en septiembre

La proyección pudo ser acertada, pero el 12,4% récord del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del octavo mes del año reflejó, además, el salto del 20% del dólar oficial que, también disparó la medición mayorista 18,7% respecto a julio.

En ese sentido, referentes del comercio internacional plantean que importar es entre 30 y 50 por ciento más caro: Impuesto PAÍS (entre 7,5% y 30%) y devaluación (22%) y aseguran que “todo se traslada a costos y a precios a medida que se repone stock“.

En un escenario que comenzó a deteriorarse en el inicio del segundo semestre, la última encuesta de expectativas de la Unión Industrial Argentina (UIA), reportó, entre las mayores preocupaciones, el impacto del impuesto PAIS sobre los precios de insumos y bienes finales, así como “crecientes dificultades” en la gestión de las SIRA y SIRASE para la importación de bienes y servicios para la producción.

La encuesta, previa a la devaluación, capta el impacto del nuevo tributo hacia fines de julio cuando los empresarios anticiparon que el traslado a precios no tardaría en llegar a las góndolas. 

 El relevamiento se realizó previo al salto cambiario del 14 de agosto, por lo que no está contemplado el impacto adicional de la devaluación 

Tanto los economistas de la industria como las principales consultoras del país explican que es complejo medir estrictamente el efecto del Impuesto PAÍS sobre los precios porque “se mezcló todo”, pero no dudan en asegurar que el pass through fue muy rápido y ya comenzó a reflejarse en las últimas mediciones del Indec.

Transversal

“El Impuesto PAÍS es transversal a todos los sectores de la economía, salvo exceptuados y algunos empresarios excluidos por integrar el acuerdo de precios”, explicó Fernando Furci, director Ejecutivo de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) y señaló que esta distinción representa un “trato injusto” para la competencia.

Sobre las perspectivas, aún con los recargos, el dólar importador continúa competitivo, por eso, el sector continuará exigiendo al Banco Central y, ante la falta de desincentivo a la demanda de dólar oficial, el Gobierno apunta a la recaudación.

En agosto, el Impuesto PAÍS creció 506% y ascendió a $ 211.902. En este punto, aunque el Gobierno apunta a recaudar unos 800.000 millones por año, en el corto plazo, la cifra parece no compensar el alivio fiscal que rondará los $ 3 billones (Ganancias e IVA).

Noticias Relacionadas


La Argentina es el país con mayor carga tributaria sobre las empresas exportadoras


,

Las exportaciones argentinas (de bienes y servicios), en 2023, sumaron US$83.359 millones (hubo déficit en las balanzas por US$9215...


Las 5 medidas que tomó el BCRA en el sistema financiero: dólar, tasas, reservas e importaciones


,

El Banco Central tomó 5 medidas con impacto en el sistema financiero, que modifica distintos aspectos vinculados al dólar,...


Las asimetrías en acuerdos comerciales


,

Introducción El tema que aborda este trabajo, desde la metodología de la observación documental y el marco teórico relacionado...