(Xinhua) — La capacidad de Argentina de cumplir con los compromisos financieros con el Fondo Monetario Internacional (FMI) este 2024 no solo está sujeta a elementos internos como el desempeño de la balanza comercial o la actividad económica interna, sino también a factores externos como las fluctuaciones de las tasas de interés internacionales, opinó el economista Jorge Marchini

En diálogo con Xinhua, Marchini, vicepresidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA) y profesor en la Universidad de Buenos Aires, identificó varios factores que podrían incidir en la posibilidad de que el país suramericano cumpla satisfactoriamente los pagos al organismo, estimados en unos 7.300 millones de dólares, entre montos de capital e intereses.

“Hay varios factores respecto de esta capacidad, uno favorable es que Argentina haya mejorado su condición en la balanza de pagos, la condición de poder generar excedentes en divisas a través de un mejor comportamiento del comercio exterior, sobre todo por el tema agropecuario; por otro lado también se observa un mejoramiento de la balanza energética”, inició Marchini.

“Como factores ya limitativos o de dificultad, podemos decir que está el hecho de que se empiezan a unir los compromisos de deuda que Argentina había renegociado anteriormente, no tan solo con el FMI y los vencimientos de intereses, sumado con el comienzo del pago de amortizaciones, sino que también deberá empezar la renegociación de la deuda que hizo el Gobierno anterior con los acreedores privados”, expresó el economista.

Entre los factores internacionales, se encuentran, en versión de Marchini, las condiciones de los precios internacionales de los productos que Argentina exporta, con una circunstancial baja de los precios de las materias primas, y también las eventuales fluctuaciones de las tasas de interés.

“Es decir, hay una incógnita con respecto a la tasa de interés en Estados Unidos, centralmente porque esta marca de alguna manera la referencia de las condiciones de endeudamiento de los países periféricos, por lo que pueden determinar condiciones distintas para Argentina”, aseveró.

Entre los elementos internos, el vicepresidente de FILA además resaltó que las medidas de ajuste fiscal que actualmente lleva a cabo el Gobierno del presidente argentino, Javier Milei, podrían tener consecuencias recesivas en la economía, lo que afectaría la capacidad de pago.

“La recesión trae aparejado una problemática también para el Gobierno que es que la caída de la actividad económica determina, sobre todo en países que tienen tantas dificultades recurrentes como Argentina, una caída de la recaudación impositiva, y esto también significa un desequilibrio de cuentas y el no poder armonizar las condiciones de la economía”, señaló.

De los más de 7.300 millones de dólares de compromisos establecidos para 2024, Argentina deberá enfrentar unos 2.600 millones de dólares solo en el primer trimestre.

En 2023, el país suramericano canceló compromisos al organismo financiero por unos 17.000 millones de dólares, mientras que para la próxima década se estiman pagos por alrededor de 39.990 millones de dólares solo por concepto de amortización de capital.

Profundizando sobre las actuales tasas que Argentina paga al FMI y que complican el panorama financiero interno, Marchini mencionó factores como los sobrecargos e intereses de la deuda.

“La tasa de interés que paga Argentina a los organismos multilaterales ha aumentado significativamente, más del doble, es decir paga cerca del 8 por ciento actual desde el 4 por ciento cuando asumió la deuda”, apuntó.

“Todo esto tiene que ver con sobretasas y también, obviamente, con la tasa de referencia que tiene el FMI; sin duda, es muy importante esto para Argentina”, agregó.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación (OPC), los intereses actuales que el país paga al FMI se ubican en torno al 8,2 por ciento.

No obstante, respecto de la posibilidad de incumplimiento de la deuda con el FMI, Marchini afirmó que, por el momento, no parece ser una opción en el horizonte.

El economista remarcó que tanto Argentina como el FMI tienen un interés en buscar soluciones negociadas, dado el peso significativo de la deuda en la economía argentina y su importancia para el FMI.

Sin embargo, reconoció que el debate sobre la deuda y las condiciones de negociación seguirá presente, debido a la sensibilidad del tema para la sociedad argentina.

Fuente: ImpulsoBaires

Noticias Relacionadas


Dólar: BCRA levanta cepo para comprar MEP a empresas que hayan vendido dólar soja


,

El BCRA levantó una restricción que había establecido la anterior gestión de Gobierno para acceder al dólar MEP El Banco...


Apertura de importaciones: la industria alerta ante sectores afectados por dumping


,

La capacidad instalada bajó a niveles del 2001; pymes advierten que el “golpe” es masivo y aseguran que crece...


El Banco Central concluye la tercera licitación de la Serie 2 del Bopreal


,

Nuevamente la subasta está disponible para todas las empresas que hayan registrado deudas en el Padrón de Deudas Comerciales...